Carlos Eloy Mosquera: Una historia de lucha y superación

Perfil del presidente de la parroquia de Puéllaro a propósito de su vida

Por Rita Encalada

Carlos Eloy Mosquera ha superado varias dificultades en la vida; sin embargo ha logrado su meta el ser presidente de su parroquia, cargo que lo asumió desde el 2014.

Nace en Puéllaro el 1 de abril de 1963, va por los 54 años y es oriundo del barrio  Alchipichi.  Su infancia  fue dura, su madre era discapacitada por lo que se crio con su abuelita  y desde los 4 años la acompañaba a chugchir  (recoger las sobras de la cosecha)  a las 5 de la mañana  en la comunidad de  Alonguicho. Con ojos de tristeza cuenta, que fue difícil   no   contar con  un padre y una madre  que pudiera desenvolverse por sus propias facultades.

En ese entonces también  vivía con su bisabuelita quien  a pesar de sus avanzados años aportaba para dar el sustento a él y a su hermano. Sus tíos igualmente son discapacitados y no se  avergüenza decirlo.

A  los 8 años faltaba a la escuela para ir  a pajarear recorriendo  los sembríos de tomate entonando una canción  acompañada del sonido de una lata para evitar que las aves  se coman la cosecha de  6 de la mañana a 6 de la noche. Pajarerar y chugchir fueron sus primeros trabajos. “La cosa era no morirme de hambre” Refirió.

Sus estudios primarios los realizó en la Escuela Leonidas García  en Alchipichi y por la falta de posibilidades económicas no acabó el ciclo básico, pero  posteriormente lo culmino en el Colegio Nicolás Jiménez y el bachillerato en el colegio de Malchingui.

En su juventud  se dedicó a la agricultura pero el esfuerzo  de su  trabajo no era rentable por el alto costo de los insecticidas y bajo precio de los productos en el mercado, razón por la que decidió irse a Quito.

Se desenvolvió en varios trabajos, fue  mensajero en un bufete de abogados y empleado de limpieza. Vendió  salchipapas,  huevos y se dedicó también a la venta de esferos en los buses. En este último ganó un premio como el mejor vendedor. Recuerda como anécdota que el premio  era  un esfero de marca y  fue un halago haber sido el primero.

A sus 26 años de edad  laboró como cobrador y chofer en varias compañías de transporte entre ellas, Transporsel, Catar y San Carlos. Posteriormente se  endeudo para  comprarse  un bus y encontró estabilidad.

Tuvo tres hijos  pero lamentablemente uno murió. Sin duda fue uno de los momentos que marcaron  su vida.

Sin embargo, pese a estas circunstancias difíciles,  Carlos  siempre  se  muestra con una gran sonrisa, es bromista y su personalidad denota un gran optimismo y fortaleza  para seguir adelante.

Otros detalles que lo  caracterizan  es  la generosidad y la humildad;  pero por sobre todo,  la perseverancia por cumplir sus metas, una de ellas,  el   ser presidente de su parroquia  cargo que asumió en el 2014  por  votación de su pueblo y  el partido al que pertenece. (Sociedad Patriótica). “Ha sido una dura lucha pero aquí estoy,  y  doy gracias a Dios porque  me ha puesto en este camino para seguir trabajando en bienestar de la parroquia y las obras están a la vista”. Manifiesta.

Disfrutar  de la tranquilidad y el compartir con su familia le  hace feliz. Es hincha del Nacional, le gustan los pasillos, y bailar junto a la banda de pueblo. Le molesta la incomprensión de la gente y los malos comentarios.

“Meterle ñeque a la vida es su frase favorita”.

Otros datos:

  • Carlos Eloy Mosquera es actualmente presidente de la Mancomunidad
  • Varias obras se han efectuado en su  gobierno: Arreglo de la piscina, el Puente de Santa Marta, obras de alcantarillado, adoquinado, canchas de uso múltiple , la creación de un CIBV (Centros Infantiles del Buen Vivir)  en Alonguicho  y el cerramiento del Estadio que está en ejecución entre otras.
  • En el 2016 se inició un proyecto de vivienda de 20 casas junto al Gobierno de la Prefectura de Pichincha y  que en este año culminará.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *