Prevención del envejecimiento prematuro, por efectos de radiación solar

El envejecimiento de la piel es un proceso natural e inevitable, el paso del tiempo empieza a manifestarse significativamente en zonas vulnerables y delicadas. Los primeros signos de envejecimiento son: manchas, líneas de expresión marcadas, desgaste del brillo natural y pérdida de elasticidad de la epidermis.

El sol es un factor esencial para la vida, éste aporta nutrientes esenciales para el organismo; pero, lastimosamente la sobre exposición solar altera las membranas de la piel, lo cual acelera el proceso de envejecimiento.

El rostro y el cuello son las zonas más expuestas al sol, por lo tanto requieren un tipo de cuidado más específico. La mejor manera de prevenir es utilizar un protector solar especializado en reforzar las defensas naturales de la piel y estimular su renovación.

Según Andrea Navarrete, esteticista y maquilladora profesional “el envejecimiento prematuro es un proceso que se puede evitar, al protegerse correctamente de los rayos UV es una de las claves esenciales. No basta con aplicarse cremas, ya que lo importante es neutralizar los efectos del sol y esto solo se logra con un buen protector solar”.
María Fernanda Barba, Gerente OTC de Gramon Millet, señala que “las condiciones ambientales actuales dan lugar a lesiones permanentes en la piel y a la aceleración de los signos del envejecimiento”.

Por ello que, actualmente Suncare presenta su línea de productos Anti-Edad, un avanzado protector solar de rápida absorción que contiene Venuceane, componente inteligente que mejora la hidratación y mantiene la arquitectura de la piel, limitando la formación de arrugas ocasionadas por la exposición solar y a los rayos infrarrojos.

Está demostrado que el Venuceane protege naturalmente la epidermis, ya que su acción termo protectora se activa con el calor; su compuesto de algas actúa como anti oxidante que limita la formación de manchas y arrugas.

Aunque la piel tiene la capacidad de protegerse a sí misma del engrosamiento de la epidermis y del sol a través del bronceado, esta protección natural no es lo suficientemente efectiva, es necesario utilizar un producto de alta protección frente a los rayos UVA y UVB. /CL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *