En Ecuador las tradiciones religiosas predominan durante la Semana Santa

Misas, caminatas, procesiones, rituales y Fanesca son algunas de las formas como se celebra la Semana Mayor en Ecuador donde la mayoría de su población es católica. 

Para muchos la Semana Santa es un motivo para descansar, relajarse y pasear pues forma parte del calendario oficial de feriados del Ecuador, sin embargo, para la gran mayoría de habitantes de este país es una época para reflexionar, redimirse y conmemorar la pasión de Cristo en misas, ritos y procesiones religiosas.

Según datos del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC), el 91,95% de la población ecuatoriana afirma tener una religión, de los cuales el 80,4% pertenece a la religión Católica, evidencia de la fe que muchas personas tienen en la Mitad del Mundo, que los lleva a participar en las celebraciones religiosas por esta celebración, siendo las procesiones de Quito y Guayaquil las que cuentan con mayor cantidad de seguidores.

Las celebraciones arrancan con el Domingo de Ramos donde se recuerda la llegada triunfal de Cristo a Jerusalén. Según la explicación del padre Mauro Cuevas, secretario general de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana, este día demanda una actitud de gozo y humildad, de fe y fortaleza. “Porque vamos a compartir desde ese momento el camino pascual, el camino hacia algo bueno, así algo grande”, apuntó.

En Quito la procesión de Domingo de Ramos empieza, en la Catedral y llega hasta la iglesia de San Francisco donde se celebra una misa campal.

El Jueves Santo (29 de marzo) se realizará un recorrido por siete iglesias del Centro Histórico, de 18:00 a 21:00. Entre las iglesias que se visitan están: La Concepción, Santa Clara, Carmen Alto, San Francisco, La Compañía, La Catedral y San Agustín. Además se realizará la Procesión de la luz, a las 18:30, desde la Basílica hasta la iglesia de Santo Domingo.

El día más importante de la Semana Santa es el Viernes Santo (30 marzo).  El padre Cuevas asegura que “es un día netamente penitencial porque es el día que conmemoramos la muerte de Jesús.  Este día nos pide no solo contemplar la muerte  de Cristo sino adherirnos a esa muerte, adherirnos  a ese dolor y estar siempre pendientes de lo que representa Jesús en medio de nosotros”.

Los cucuruchos son los personajes principales de la procesión de Jesús del Gran Poder. Foto: Agencia Andes

Precisamente por ello este día se dan los rituales más significativos las dos procesiones más grandes del país: Jesús del Gran Poder en Quito y Cristo del Consuelo en Guayaquil, eventos masivos que reúnen a miles de personas, entre ellos los cucuruchos (con trajes morados) y verónicas (mujeres que se visten de negro como viudas), personajes penitentes que en muchos de los casos van descalzos, con látigos y cargando cruces de gran tamaño con la intención de rendir penitencia. En las otras provincias, ciudades y barrios del país también se hacen procesiones más pequeñas.

El padre Cuevas indicó que todos estos actos son recomendados por la iglesia pero no deben ser tomados como una obligación. “Todos son actos de ejercicio  espiritual que nos disponen de mejor manera. Cada una de las personas tiene que cultivarse en la oración. Son elementos que recomienda la iglesia para que la vivencia espiritual de este momento sea más profunda en cada uno de nosotros”, aseguró.

La Semana Santa concluye con el Sábado de Gloria que según Cuevas nos mantiene en una  actitud contemplativa porque estamos asimilando la muerte de Cristo. “Ahí nuestra esperanza se ve segura porque se evidencia que todo lo anhelado y esperado en Jesucristo se hace realidad por la resurrección. La actitud que pide  este día es la conversión, es el renovarnos”, manifestó.

En cuando al Domingo de Resurrección señala que pide “una actitud de gozo y de confianza plena que nuestra fe nos llevara a la salvación. Y nos toca anunciar al mundo la gran noticia que es para los que creen y no creen”.

Ese día además habrá una misa pontificial en la Iglesia de Alangasí, a las 12:00. A todo esto se añade los recorridos teatralizados por las iglesias del centro histórico, el festival de Música Sacra, exposiciones permanentes en los conventos y la ornamentación floral que se coloca en todas las iglesias. /Agencia Andes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *