Se aprueba ordenanza que pone en valor la cultura de la ruralidad quiteña

Es fundamental rebasar la concepción de realización de eventos a la construcción de un encuentro de la ruralidad quiteña”.

La Ordenanza del Encuentro de las Culturas de las Parroquias Rurales plantea que el presupuesto destinado no sea menor al del año anterior y que se planifique inversión para obras en la parroquia sede.

El Encuentro de las Culturas de las Parroquias Rurales, desde 1993, se convirtió en un ícono del intercambio de las vivencias y elementos representativos de las 33 parroquias del Distrito, para preservar el legado material e inmaterial de las comunidades locales.

Si bien, en el 2010 el Municipio de Quito institucionalizó este evento, se requería una mirada integral que rebase la presentación artística hacia un proceso participativo de empoderamiento por parte  de los actores rurales para generar procesos de desarrollo económico y social en torno a la cultura.

Por esta razón, la Comisión de Desarrollo Parroquial,  presidida por la concejal Susana Castañeda y su concejal Alterno Luis Aguilar, promovieron la sustitución de la Ordenanza del Encuentro de las Culturas de las Parroquias rurales, de modo que se puedan alcanzar objetivos visibles a través de:

  • Acciones que reconozcan y valoren el territorio rural por parte de su población.
  • La revitalización de la memoria histórica de la ruralidad del Distrito con productos tangibles.
  • Consolidación el desarrollo cultural de las parroquias rurales en base a investigación, capacitación y producción de obras artísticas y culturales con identidad local.
  • El impulso la Economía Popular y Solidaria a través de la participación organizada de productores locales rurales.

Para lograr los propósitos mencionados es necesario contar con recursos. De esta manera, el cuerpo normativo presentado al Concejo Metropolitano, exige que se asigne anualmente un presupuesto para el desarrollo de este tradicional evento no menor al del año anterior.

Otro de los puntos importantes dentro de la ordenanza es que se exhorta a las instituciones municipales, tanto las secretarías como las empresas,  que prevean en su planificación anual las intervenciones requeridas por la parroquia sede, incluidas obras de infraestructura, previo a la ejecución del encuentro. Así se garantiza además que se generen espacios públicos adecuados para la difusión, producción y puesta en valor de las expresiones artísticas culturales de la ruralidad.

El Consejo de Protección de Derechos también realizó aportes importantes a este cuerpo normativo para garantizar el bienestar de niños, niñas y adolescentes, de esta manera se prohíbe su participación en eventos públicos que “promueva estereotipos de género, hipersexualización, discriminación de cualquier tipo; esta prohibición incluye a eventos que elijan o seleccionen representantes sobre la base de características físicas.”

Desde el Gobierno Autónomo Descentralizado se ha solicitado la inclusión de un artículo por medio del cual se declara el 11 de septiembre como “Día de la Cultura e Identidad Rural”, en memoria de la delegación de la Comuna de Llano Grande de la Parroquia de Calderón por su aporte a la puesta en valor de la cultura ancestral de la ruralidad del Distrito.

Finalmente, se demanda una estrategia de promoción y difusión del Encuentro de las Culturas, de tal manera que se impulse la participación de los habitantes de la ciudad, así como de todo el país, para dar a conocer la belleza  de las 33 parroquias rurales y 58 comunas que posee el Distrito Metropolitano de Quito como parte esencial de la identidad quiteña, es aquí donde coexisten una diversidad de culturas milenarias y contemporáneas, lo que se manifiesta en expresiones como la música, danza, artesanías y gastronomía, testimonio de un legado transmitido de generación en generación. susanacastaneda2014@gmail.com/CL

Entrevista Concejal Susana Castañeda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *