Moradores de la Urbanización “Los Lirios de Carcelén” piden acciones inmediatas

Moradores de Los Lirios de Carcelén piden acciones inmediatas y efectivas que ayuden a mejorar las deficientes condiciones en las que el sector se encuentra.

Desde las 5h30 de la mañana del jueves 10 de enero, moradores de la urbanización Los Lirios de Carcelén obstaculizaron la quinta avenida que conecta a la avenida Simón Bolívar cómo muestra de protesta ante los excesivos costos de agua potable y deficiencia de servicios básicos.

Han pasado ya 10 años desde que iniciaron los procesos legales para la obtención de los servicios básicos, sin embargo, no han tenido resultado alguno, dado que pese a seguir los lineamientos del órgano regular, no han logrado obtener los servicios básicos de forma unitaria.

La “Urbanización Lirios etapa II” posee agua potable la cual proviene de un solo medidor para cien familias y hasta el 28 de agosto, cobraron montos que oscilan entre mil y mil doscientos.  Posterior a esa fecha, bajo recomendación de la empresa de agua potable, cambiaron a un macro medidor, bajo un costo de 7 mil dólares, el mismo que ha incrementado los costos de las planillas de agua, la misma que según la cartilla emitida el 28 de diciembre del 2018 y con un mes de mora, la suma a cancelar asciende a 23,810.67 USD con mención de pago inmediato y además, nuevamente se les cobra del medidor.

Este hecho, ha generado malestar en los habitantes del sector. Bacner Castillo, morador de “Lirios II “señaló que “solo hay conveniencias del municipio” ya que nunca entregaron las redes de agua potable y hoy viven la consecuencia porque “agua de los Lirios es el agua más cara el mundo”.

Así mismo, Enrique Guadalupe, expresó su malestar y exige que se respeten sus derechos los cuales han sido vulnerados y al no tener respuesta del Alcalde de Quito, Mauricio Rodas, se tomaron la “quinta avenida” la cual conecta a la avenida Simón Bolívar.

En sus manos reposan varias carpetas llenas de documentos los cuales no han tenido resultado alguno, y por eso, al no saber a donde más recurrir, las cien familias se organizaron para bloquear las vías como última salida y presionar a las entidades pertinentes para que la Urbanización que tiene cerca de 27 años, sea tomada en cuenta en cuanto a agua potable, tendido eléctrico, tendido telefónico y recolección de basura recalcó Edison Romero, dirigente de Lirios etapa II.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *