La vía Carapungo beneficia a más de 50 mil habitantes de Llano Chico y Llano Grande

La ruta fue afectada por el invierno del 2017 y conecta las parroquias de Calderón y Llano Chico

La municipalidad invirtió 275 013 dólares en la estabilización del talud, muros, 12 vigas metálicas para el puente y la mesa de la carretera; y repavimentación. Además se ubicaron protecciones laterales, bordillos, guardavías, y sistema de drenaje. En el sitio se construyeron gradas para visitar a la virgen de Chaquishcahuayco.

“La vía fue reconstruida totalmente y cuenta con todos los elementos de seguridad (señalización, muros, rompe velocidades, iluminación) para la movilidad de peatones y vehículos. Un total de 50 mil personas y más de 10 mil vehículos que circulan diariamente por la zona se benefician de esta solución vial”, explicó el Rodas.

Luis Pulupa, presidente de la Junta parroquial de Llano Chico, expresó que está contentos con el arreglo de la vía Carapungo porque se hizo a pico y pala hace 90 años, es una vía patrimonial porque conecta Llano Chico con Llano Grande y Calderón, y además permite el acceso a la gruta de la virgen de Chaquishcahuayco.

“Con la vía se reactivó la movilidad y el comercio porque la gente utiliza las rutas de transporte Cocotog y Kinara para ir a hacer compras en el mercado de Calderón, todos los fines de semana y también para el traslado de estudiantes de un sitio a otro”, indicó Pulupa.

Para Jaime Remache lo importante es ver que está señalizada en beneficio de los vehículos. Quedó cerrada dos años. “No podíamos transitar a Llano Grande y Calderón, antes dábamos la vuelta por la Simón Bolívar. Ahora está mejor, se le agradece a las autoridades municipales”, manifestó Remache.

Datos de la vía

El fuerte invierno de abril de 2017 dañó la vía Carapungo, destruyó el puente y el talud, por esta razón, casi dos años afectó la movilidad de la zona. Los beneficiarios directos son 15 0000 habitantes de Llano Chico y 17 000 mil personas de Llano Grande.

El talud que se había deslizado se encuentra plenamente estabilizado por parte de la Epmmop. En éste y otro talud cercano se construyeron dos muros de gaviones de aproximadamente 2 metros de altura y 20 metros de longitud cada uno, esto, para garantizar la seguridad de los usuarios de la vía y prevenir que ésta se vea afectada nuevamente.

Para recuperar la vía y mejorar la movilidad de la zona se construyó una losa apoyada en un sistema de vigas metálicas y de hormigón armado. Son 12 vigas de 7 metros cada una que sirven para recuperar la parte de la calle Carapungo que se dañó (300 m cuadrados).

Tareas de mejoramiento se ejecutaron sobre la calzada de toda la calle Carapungo, antes y después del puente, en total son 2.2 kilómetros de vía que se entregan, completamente, renovados y señalizados para beneficiar a miles de moradores del sector.

La vía cuenta con protecciones protecciones laterales, construcción de bordillos (17 metros de longitud), guardavías en una longitud de 20 metros y sistema de drenaje.

Además, Se construyó en la parte lateral de unos de los taludes (parte interna de la quebrada) gradas que permiten a las personas bajar a visitar la figura de una imagen religiosa.

Una vez que la circulación se abrió desde el 14 de enero de este año, la zona cobró vitalidad con el comercio, transporte y movilidad de estudiantes y residentes que van y viene de Llano Chico a Llano Grande. Noticias Quito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *