Diseñadores del futuro: qué inspira a las nuevas grandes promesas de la moda

Infobae

Semillero UBA y UADE PRISMA son dos espacios de la BAFWEEK que reúnen colecciones de estudiantes y egresados de diseño de indumentaria.

La Universidad de Buenos Aires (UBA) y la Universidad Argentina de la Empresa (UADE) son facultades académicas valoradas a nivel internacional por sus carreras de diseño de indumentaria. 

Cada una con una impronta y una mirada diferente sobre el diseño del futuro apoyando al autor, a los textiles únicos y al diseñador emergente, un año más BAFWEEKapuesta a darles un espacio en su  grilla de desfiles para que sus estudiantes presenten una colección cápsula para que los apasionados de la moda vean lo último en diseño y tecnología en textiles.

Los estudiantes y graduados de cada proyecto, quienes contaron en qué se inspiraron para esta colección otoño-invierno 2019, qué materiales utilizaron y el nombre con el que bautizaron su primera vez en el Buenos Aires Fashion Week.

SEMILLERO UBA 

ISKAY es la marca de autor ganadora que se presenta por primera vez en la BAFWEEK en representación de la UBA. Esta pequeña marca está representada por dos diseñadoras recibidas de la facultad de diseño de la carrera de licenciatura en diseño de indumentaria y textil.

Su equipo de diseño está formado por Tania Catacora, una estudiante boliviana de 29 años egresada en el 2017 de la UBA, y Susana Coba Gómez, otra estudiante oriunda de Ecuador de 26 años. A las dos las unieron la profesión y los pasillos de Ciudad Universitaria. De su amistad nació ISKAY.

“Tomamos de inspiración a la Chola Paceña, expresión de dignidad en la población indígena, ícono de la fuerza femenina que lleva su pollera con entereza, desde una cancha de fútbol hasta el altiplano; atrevidas, sin prejuicios ni estereotipos de género, capaces de hacer lo que se propongan”.


ISKAY, la marca de dos graduadas de la UBA del 2017. Una oriunda de Bolivia y otra de Ecuador presentan colección este 7 de marzo en BAFWEEK

Su colección cuenta con textiles deportivos, ya que uno de sus disparadores es la “cholita futbolera”. Las diseñadoras cruzaron la enagua que forma parte de la vestimenta tradicional diaria. La misma es elaborada con manquancha (tela bordada) y la trajeron directamente de Bolivia . “El 90% de la colección fue confeccionada por nosotras, desde la moldería hasta la ultima puntada. Trabajamos en casa, vivimos juntas, armamos nuestro pequeño taller. Fue un proceso difícil pero enriquecedor”, contaron a este medio.

“Para nosotras es una emoción indescriptible. Nunca creímos que podíamos ganar un Semillero, lo veíamos tan lejano y más siendo extranjeras. Ahora es un desafío que se esta convirtiendo en realidad. Es también un honor acompañado de responsabilidad, ya que, desde nuestro lugar, intentamos representar y agradecer de alguna forma a la UBA todo el conocimiento que nos proporcionó en la etapa más feliz de nuestras vidas. Estamos orgullosas de representar a nuestros países y de llevar a lo alto la cultura andina”. señalaron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *