Anita requeire nuestra ayuda

El pasado viernes 22 de marzo, del año en curso, un aluvión destrozó varias viviendas y bienes de los habitantes del Pinar alto. Entre ellos se encontró Anita, que, al ver que su casa estaba llena de goteras, decidió subir al techo, de su casa para tapar los agujeros.

Sin embargo, el destino le tenía preparado otra escena para su vida. Anita de 36 años de edad, cayó del techo de su casa, se presume que el “eternit” estaba sensible.  

Tras caer sentada, señaló que sintió un dolor profundo no obstante pensó que solo era algo leve y llamó a sus familiares para que los ayude a subir a la cama. Pasaron las horas y el dolor no cesó, al contrario, fue más crónico.

Llamaron a la ambulancia la misma que demoró en llegar por la ubicación de su domicilio. La trasladaron al hospital Pablo Arturo Suarez, tras ser atendida, realizaron los exámenes respectivos dando como diagnóstico una rotura de su columna.

Al día siguiente, sábado, fue intervenida quirúrgicamente y esperando tener resultados de la operación al día siguiente donde los galenos explicaron que no podrá volver a caminar.

Lo difícil empezó luego del diagnóstico, porque Anita al ser madre soltera de 6 hijos, el último con 2 años de edad, le es difícil cuidar de ellos por lo que su familia ha decidido cuidar de 4 de ellos, separándolos por motivos de fuerza mayor de su madre.

El camino para los niños es aún incierto, dado que necesitan de una correcta alimentación, revisión médica, estudios entre otras cosas más que son de vital importancia.

La familia se reúsa a pensar que Anita deje de caminar por lo que han hecho todos los modos posibles para que ella se recupere porque señalan que la última palabra lo tiene Dios.

Es por eso que la familia de Cero Latitud nos unimos a esta causa y damos a conocer los pormenores de esta tragedia que hoy por hoy impide que parte de los hijos de Anita Cóndor estén junto a ella.

Si desea apoyar a salir adelante a Anita, puede contactarse con su hermano Ramiro Cóndor al 0993021535 /J. Burga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *