El Centro de Equidad y Justicia de Calderón y Fundación Letra para Todos clausuraron el jueves 2 de mayo, los talleres socioeducativos dirigidos a padres; a fin de erradicar situaciones de violencia y proponer soluciones de disciplina positiva hacia sus hijos.

“La verdad yo no tengo ningún recuerdo agradable de la niñez. Al ponerme a pensar en eso digo, si me afecto, si me dolió y yo no quiero dejar lo mismo en mis hijos”, comentó Celia Quilumba

 “Maltrato fue la herencia que me dejo mi madre, pero no la voy a repetir con mis niños, ellos deben ser felices”, afirmó Fernanda Vaca

Estas son algunas de las reflexiones de los padres que participaron en los, “Grupos Socioeducativos sobre practicas de buen trato y disciplina positiva”, organizado por la Escuela Particular Gratuita Letra para Todos del ISM (International Scholastic Model) bajo la coordinación de Alejandra Acosta, conjuntamente con el Centro de Equidad y Justicia de Calderón.

En muchos de los casos, los padres ocultan situaciones familiares traumáticas a los hijos, pero de manera inconsciente están transmitiendo hechos de violencia, convirtiéndose en traumas intergeneracionales.

“Yo antes, sin darme cuenta hacía lo que mi madre me había hecho a mí. Mi madre decía una cosa y nosotros teníamos que agachar la cabeza; sino obedecía, con cualquier cosa que tenía cerca me lanzaba. No me gustaba que me dé palazos, chancletazos. Yo inconscientemente seguía ese patrón, ser muy estricta como un militar, pero no ha sido la vida así. Yo quiero que mis hijos tengan recuerdos de amor”, agregó Fernanda.

Es así, como para los adultos se vuelve una tentación sustituir el diálogo por los golpes.

“Nosotros no tuvimos una disciplina positiva, pero nunca es tarde para que cortemos esas historias, cortemos esas cadenas de violencia y demos a nuestros hijos otro estilo de vida al educarlos, encaminarlos y formarles sin llegar al maltrato. Porque en algún momento fueron víctimas, pero ahora son madres y no quieren dar lo que recibieron. Erradicar la violencia es el objetivo, explicó María Taipe, trabajadora social del Centro de Equidad y Justicia.

Mas de 100 padres y madres de familia se beneficiaron de la denominada “Escuela para padres” inaugurada en las primeras semanas del mes de marzo. “Hemos trabajado dos meses con talleres cada semana en diferentes temas, en buscan de que los padres y madres incluyan formas sanas de relacionarse con sus hijos e hijas; desde el respeto, el amor, el afecto”. Se trataron alrededor de 8 módulos sobre apego, legado, disciplina positiva, buen trato; informó Cristina Rosero, coordinadora del Centro de Equidad y Justicia de Calderón.

Finalmente, madres y padres recibieron un diploma y un kit en honor a la constancia dentro del programa, que les ha permitido reflexionar, reconocer y cambiar su postura frente a la crianza de sus hijos.

El Centro de Equidad y Justicia ubicado en la Giovanny Calles y Luis Vacarí invita a la comunidad a los talleres gratuitos terapéuticos, para mujeres que hayan vivido situaciones de violencia. /G. Pagalo

Comentarios