Rashel Erazo miembro de la “Asociación Alfil”, mujer transexual declarada; activista por la lucha de derechos para la comunidad LGBTI, nos comenta que dentro del Ecuador existe una mayor tolerancia, mas no un respeto para la libertad de género e identidad, a comparación de hace más de 20 años, en donde para el Ecuador ser Gay era un delito.

La importancia de ser visibles dentro del estado ecuatoriano, es esencial para poder decidir y forjar al mismo, para ser uno mejor. “Quedarse sin poder vivir su sexualidad, que es su derecho, está totalmente mal” “es una lucha”, enfatizó Rashel, con respecto a las personas que viven en el “closet” y no puede ser libres a causa de la sociedad hétero normada, tal como la describe ella.

Rashel señala que la aceptación con seres queridos no es inmediata, es un proceso la cual con amor, tolerancia y sobre todo con respeto, puede ser superada y mejor aún aceptada al estilo de vida de la persona LGBTI buscando un  apoyo.

“soy una mujer muy tranquila, una persona que sueña todavía, pero los sueños se hacen realidad” señaló, agregando que con un mundo en donde las personas puedan respetarse, que sea mejor para las mujeres, y hombres que son parte de la comunidad LGBTI y  Heterosexuales. Que el género o la identidad sexual no sea un impedimento para ser personas, que no nos impida a ser seres humanos. /L. Llumitaxi