Cuando son las 5 de la mañana, Arturo Sotomayor presidente de Lloa, sale a trotar, va en bicicleta,   y luego regresa a su casa para tomar una ducha de agua fría. Participa de un desayuno familiar, y luego conduce el vehículo de la institución, para inspeccionar el avance de obras en favor de su parroquia.

Aproximadamente a las 8 de la mañana ingresa a su oficina, un lugar muy acogedor con piezas y fotografías que detallan a Lloa. Entre las varias actividades que realiza en su trabajo, una de ellas es atender los pedidos de la comunidad, que lo visitan para efectuar mejoras en sus sectores.

Al terminar el día, tipo 7 de la noche o a veces más tarde, se retira a su domicilio. El fin de semana  continúa recorriendo los distintos barrios.

Sin embargo, a pesar de su trabajo saca un espacio para participar de caminatas ecológicas, pero sobre todo practicar el andinismo, uno de los deportes que más le gusta, en el que se preparó hace varios años, como parte del Club de Andinismo “Nuevos Horizontes”.

Ha coronado el Cotopaxi, Chimborazo, Cayambe, Tungurahua y el Guagua Pichincha, lugar donde tal y como él lo señala, inició en esta actividad.

Sotomayor, se considera como una persona de grandes  retos,  su personalidad refleja jovialidad, pero al mismo tiempo templanza.  Luce una  apariencia impecable, camisa blanca, unos jeans y el infaltable sombrero que caracterizan su vestimenta.

Disfruta de la música nacional, especialmente de los pasillos, sanjuanitos y baladas de los 70 y 80 como las de Camilo Sesto, Leo Dan, entre otros. Se considera un tanto romántico y defensor de lo nuestro. Es hincha del Nacional y del Racing Club de su parroquia.

Las personas que laboran con él, lo refieren como sociable, cordial y amigable, pero en el trabajo muy recto, demasiado responsable, y que se desvive por su parroquia; mientras que la gente de su pueblo lo cataloga como respetuoso, colaborador y trabajador.

Por donde va lo reconocen, y mientras maneja se detiene a saludar. Las muestras de estima no se hacen esperar.

Parte de su vida…

Arturo Sotomayor nace en Lloa un 1 de noviembre, tiene 53 años, es el segundo de 8 hermanos, tiene 4 hijos y proviene de una familia humilde.

Sus estudios lo realizo en la Escuela Pichincha, luego salió a Quito para estudiar dos años en el Colegio Santa Rita (Hoy Emilio Uzcátegui) para luego continuar en el colegio UNE, jornada nocturna, porque desde muchacho se independizo trabajando en una heladería. Su juventud la vivió en la capital, y los fines de semana, regresaba a su tierra.

Sus estudios superiores los realizó en el Instituto Superior América, especializándose en Marketing y Administración de Empresas.

Actualmente es el Presidente de la Parroquia de Lloa, cargo que asumió el 14 de mayo del 2014 hasta el 2019 y hace dos meses es el vicepresidente de la Asociación de Gobiernos Parroquiales de Quito (Asogopar Q).

Durante cinco años trabajó en ARMCO (empresa norteamericana), con la cual viajó a México para capacitarse en temas que la institución lo requería.

En el Consejo Provincial laboró por 20 años, del cual aún sigue siendo parte a través de licencia sin sueldo. Se ha desenvuelto en varios departamentos, como la Dirección de obras Públicas y la Dirección Financiera.

Según  Arturo, estas  experiencias  le ayudaron para cumplir con la actividad de presidente. “Hay que ser poli funcional  para gobernar, se requiere ser un buen administrador, ejecutivo y conocer sobre máquinas, vehículos, construcción de puentes y otras más ” Expresó.

Además locutó en Radio Ñucanchi (emisora AM) con cobertura para el noroccidente de Pichincha,   junto a José Riofrío Director de Desarrollo Comunitario del Consejo Provincial en el programa “Contacto con la Comunidad”.

Otra de las cosas importantes que ha realizado, fue haber sido voluntario del Sistema Nacional de Defensa Civil y en el contexto de la erupción del Volcán Pichincha en 1999, fue Comandante Jefe de Brigada. Se puso al frente de la emergencia por tres meses, evacuando a la población de Lloa a carpas ubicadas en el Templo del Cinto.

En el 2010, la misma institución lo envió a España durante tres meses y medio, para efectuar un curso en Administración de Desastres Naturales en la USAID (Institución Norteamericana) que ayudaba principalmente a los países de Sudamérica.

Su objetivo…

El trabajo y la responsabilidad son las mezclas que predominan la vida de Arturo Sotomayor, un hombre parroquiano de nacimiento, conocedor y admirador de la belleza del lugar en donde vive; cuyo objetivo es seguir trabajando con esmero, encaminándose hacia un futuro de mejores días para su pueblo. /R. Encalada.