Hace 12 años se realizó el último censo poblacional del Ecuador. Ahí se determinó que en Ecuador había 14,5 millones de habitantes. Con los años, la cifra ascendió a 17 millones y se estima que, actualmente, llegó a los 18 millones.

Para tener estos y otros datos, importantes para la toma de decisiones y generación de políticas públicas, el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC) trabaja en el nuevo censo que se realizará en el tercer trimestre de 2022.

La pandemia generó retrasos

Jorge García, subdirector del INEC, explica que el empadronamiento, que debía ser en 2020, no se pudo realizar debido a la pandemia por COVID-19. “Hay actividades presenciales que corresponden al censo de población que se venían ejecutando casi desde 2018 y posterior a la suspensión del empadronamiento se han mantenido con una dinámica notoriamente más lenta”.

La información levantada en ese tiempo debe ser actualizada, ya que la población está en constante cambio.

Nuevo censo

Para el tercer trimestre de 2022 está programado que se realice el nuevo censo. Los resultados definitivos estarían para marzo de 2023.

García detalla que esta semana cerrarán la construcción de la boleta censal que, entre otras cosas, tiene comparaciones sobre qué pasó en 2010 “y cómo estamos este momento. También incorpora cuestiones que pueden ser un cambio de patrón”.

Se estima que esta boleta censal constará de al menos 65 preguntas. En 2010 fueron 71. Además, los encuestadores ya no serán estudiantes de colegio (500 mil fueron en 2010), ahora serán 18.000 miembros del INEC. Y es que se utilizarán tabletas para las encuestas, lo que agiliza la recopilación de datos. Incluso, se plantea que haya quienes llenen su propio censo de manera virtual.

Otra de las posibilidades que se estudia es cambiar la metodología de un censo de hecho a uno de derecho. En el de hecho se realiza todo un día, como en años anteriores, donde la gente no puede salir de sis hogares. El de derecho plantea una recopilación de datos en un lapso de cuatro a seis semanas que no requiere que la persona deje de salir de su hogar un día entero.

Población Lqbtiq+

En Ecuador no existe una estadística sobre cuántas personas pertenecen a la comunidad Lgbtiq+.  García destaca que se estudia si el parámetro debe ser incorporado dentro de la proyección estadística del censo o en estudios específico, es decir, fuera de la encuestas del 2022.

“Esto el INEC lo viene probando desde el 2021. Lo probamos encuestas con resultados metodológicamente muy interesantes. Tenemos preguntas ya probadas para hacer esta consulta. Sin embargo, todavía hace falta una maduración en la población para que esté dispuesta a entregar esa información sin ningún problema”, indica el Subdirector del INEC.

Todo esto podría, según García, generar un subregistro de la población Lgbtiq+ “no tanto por la construcción metodológica de la variable, sino por la aceptación de la gente a responder de manera clara a esta consulta”.

Hasta el 11 de marzo de 2022, la pregunta está incluida en el formulario censal, pero el INEC tomará la decisión de si se continúa con dicha variable o no.

Garzón explica que una parte de la población Lgbtiq+, por la presencia de las familias o entornos de violencia, podría no estar dispuesta a contestar con sinceridad la pregunta. 

FUENTE: LA HORA ECUADOR