Este sábado 22 de mayo, 25 personas realizaron trabajo comunitario en la zona La Mariscal para saldar su multa por incumplir la normativa metropolitano.

Fueron sancionadas por libar en el espacio público ($200) o por no utilizar mascarilla ($100).

Los sancionados pueden acogerse a estas labores, teniendo una sanción de 20 horas a libadores y 50 horas a quienes no utilizaban cubrebocas.

Los ciudadanos, quienes en su mayoría no contaban con los recursos para cubrir con el rubro establecido, han optado por esta empática modalidad.

Participando en mingas, actividades de reforestación, control y limpieza de quebradas, limpieza de la ciudad, arreglos y pintura de zonas urbanas y ahora, en el marco de la emergencia sanitaria, brindan apoyo en los centros de vacunación.

En esta ocasión, las personas que adoptaron el trabajo comunitario, divididos en 5 cuadrantes, retiraron de La Mariscal elementos publicitarios sin autorización que, además de dañar el ornato de la ciudad, generaban contaminación visual; adicionalmente, limpiaron las áreas verdes del lugar.

“Se ha limpiado una zona de nuestra ciudad y los ciudadanos sancionados han podido cumplir con sus obligaciones. Esto es una labor de empatía y corresponsabilidad” afirmó Gabriela Obando, supervisora del Control del Distrito Metropolitano de Quito.