Este viernes 3 de diciembre la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria entregó el sello de excelencia en calidad a 32 restaurantes de la ciudad de Quito, por brindar a sus clientes productos de la más alta calidad, esta ceremonia tuvo lugar en la pizzería el Hornero ubicada en Carapungo.

El reconocimiento denominado Califícate con Arcsa”, es un programa que reconoce la excelencia en las prácticas correctas de higiene al momento de manipular alimentos, calificación que se entrega de manera voluntaria, que involucra mucho esfuerzo y un arduo trabajo por parte de las cafeterías y restaurantes, puesto que se han comprometido con la calidad y excelencia, actividades como capacitaciones al personal, auditorías,implementación de valor y servicios e inspecciones exhaustivas, han sido el camino para llegar a este logro.

Representantes de los restaurantes Cassollete, Burguer King, Dr. Bistró, Le Petite Café, Sports Planets, El Hornero, Segundo Muelle, con grandes expectativas y mucha felicidad recibieron este sello de excelencia en calidad.

Esta ceremonia contó la presencia del Dr. Aldo Salvador Subsecretario de Regulación y Control – Ministerio de Turismo, la Ing Estefanía Dávila delegada de la Vicepresidencia de la República, el Ing Javier Cruz fundador de la Agremiación de Restaurantes de Pichincha, el Sr. Miguel Degetau Gerente General del Hornero, el Ing Juan Pablo Flores delegado de Arcsa y el Ing Andrés Padilla Coordinador Zonal 9 de Arcsa, personalidades que confirmaron la mesa la mesa directiva.

Miguel Degetau Gerente General del Hornero, se dirigió a los y las representantes de los restaurantes, para extenderles una felicitación , donde mencionó: “todos los presentes tenemos algo en común y que nos une, pues todos le hemos apostado a la calidad por nuestros clientes, porque queremos que todos estén seguros”.

Así mismo, Jaqueline Benalcazar representante de Dr. Bistro y Le petite Cafe, compartió su experiencia en este camino hacia la calificación, comentó que hace tres años tuvieron el sueño de calificarse, esfuerzo que les ha llevado muchos días e incluso a años de someterse a inspecciones y buscar la mejor calidad posible en sus productos y que ahora ha rendido frutos. “Calificarse debería ser una obligación, pues debemos ser responsables con nuestros consumidores”, resaltó Benalcazar haciendo énfasis en que más restaurantes puedan llegar a este punto de excelencia.

Y para finalizar este evento el Ing. Juan Pablo Flores Coordinador de Certificaciones- Delegado de la Dirección Ejecutiva de Arcasa, comentó que esta actividad se enmarca en la celebraciones de 487 años de fundación de Quito, en su intervención resaltó la importancia de las acciones que realiza Arcsa para velar por la calidad de los productos que se entregan a la ciudadanía.