Las cosas en Pachakutik no iban bien. Cada uno votaba de acuerdo a su criterio y ahí se hablaba de diversidad.

Las abstenciones de algunos sobre la reforma tributaria y la cercanía de otros al correísmo en el caso Pandora Papers marca la pauta para una división.

Nueve asambleístas de esa tienda política se declaran independientes de la decisiones legislativas de su bloque.

«Hemos llamado a la dirigencia nacional y no hemos sido escuchados, así que no queda otra forma que salir públicamente a decir que nosotros deslindamos nuestra responsabilidad de esas votaciones que no están en la línea de Pachakutik«, afirmó Darwin Pereira.

Sin embargo, dicen que eso no significa que dejan Pachakutik. Sienten que sus compañeros han perdido el rumbo, los cuestionan por una supuesta cercanía con el gobierno.

«Si siguen estas formas de votación que se alinean un poco al gobierno, nosotros nos declararemos en rebeldía y no obedeceremos ni a la jefatura del bloque ni a la coordinación nacional», advirtió Pereira.

Y que ellos van a defender los derechos de la grandes mayorías. Pero del lado de los 16 legisladores que se quedan. El jefe de bloque explica lo que pasa.

«No somos ningunos gobiernistas, ellos tienen sus agendas particulares y quieren imponer a la mayoría sin consensuar. Nosotros hemos dicho consensuemos, debatamos y tomemos decisiones de manera conjunta», argumenta Rafael Lucero.

Y no solo eso. Señala que una gran influencia en estas decisiones de sus compañeros la tiene el presidente de la ConaieLeonidas Iza.

«La Conaie se ha convertido en un operador político y quieren imponer su radicalismo en el ámbito de la administración pública», agregó Lucero.

De los 25 legisladores de Pachakutik ahora quedarían 16. La coordinación nacional dice que esto es diversidad y que convocará a un consejo político del movimiento para tratar de encontrar consensos. ECUAVISA