Pareciera que en el legislativo cambian las caras, pero no las formas. La vicepresidenta de la Asamblea Nacional, Bella Jiménez, habría recibido coimas a cambio de cargos públicos, según una investigación periodística de los portales digitales La Historia y Periodismo de Investigación.

La investigación indica que días antes de la posesión de Jiménez a la Asamblea Nacional, su hijo habría recibido un aporte de $3.000 por parte de una persona interesada en trabajar en la “Nueva Asamblea”. Esa persona aspiraba al puesto de Asesor Nivel 2 y se mostró el comprobante de la transferencia.

El presidente de la Comisión de Fiscalización de la Asamblea Nacional, el legislador Fernando Villavicencio, señaló que presentó una denuncia “con los respaldos documentales debidamente notarizados, respecto a los hechos que vinculan a la vicepresidenta Bella Jiménez, con presuntos actos de corrupción”. Villavicencio aseguró que adjuntó un documento que asegura haber visto mensajes donde se da a conocer que la legisladora estaría gestionando cargos públicos.

La asambleísta Bella Jiménez llegó a su curul cobijada con el partido Izquierda Democrática (ID). La agrupación política anunció que presentará una denuncia para investigar las acciones de la legisladora ante el Comité de Ética en la Asamblea. Entre los chats que se entregaron en los documentos de Villavicencio se cita como ejemplo: “En este momento estoy haciendo ratificar gerente del hospital Guayaquil (…) ya pedía le ratifiquen a Carlos Fernando Ibarra Larrea, que está en el Abel Gilbert Pontón verdad. Me dijeron que sí?”, habría escrito la asambleísta Jiménez.