Al menos 23 personas han muerto y más de 70 han resultado heridas tras colapsar un tramo del metro de Ciudad de México la noche del lunes.

“Un trabe se venció en el momento en el que iba pasando el tren”, ha explicado la jefa de Gobierno de la capital mexicana, Claudia Sheinbaum, desde el lugar del suceso hacia la medianoche.

Parte del ferrocarril y el puente que lo sostenía se han derrumbado sobre la carretera y han dejado atrapados a algunos vehículos y decenas de personas. 

Sheinbaum indicó que el siniestro se produjo al vencerse una viga del puente a la altura de la estación Olivos, cerca de las 22H00 locales (03H00 GMT)

Decenas de rescatistas y bomberos trataban de sacar a los pasajeros del interior de los vagones, entre fierros retorcidos y cables, según imágenes de la televisión local.

Del total de heridos, 34 fueron trasladados a hospitales, mientras el resto evacuó por sus propios medios, detalló Sheinbaum.

Se trata de la mayor tragedia en la ciudad desde el terremoto de 2017.