La noche de este jueves 18 de junio el alcalde de Quito, Dr. Jorge Yunda Machado, se dirigió a los quiteños para transmitir un mensaje de precaución, pues dijo que la pandemia no ha terminado, “hemos salido a vivir y convivir con ella”.

A través de redes sociales, el burgomaestre indicó que desde el primer día que se declaró la emergencia sanitaria se ha trabajado para cuidar la salud de los tres millones de quiteños, tomando medidas rápidas, eficientes y adecuadas para evitar las aglomeraciones, concientizar el uso obligatorio de la mascarilla y así frenar una enfermedad que se transmite por nariz y boca. Además de la implementación del distanciamiento físico y el lavado de manos.

El alcalde Yunda recordó alguna de las acciones que se han tomado en esta emergencia sanitaria:

La entrega de kits alimenticios a las personas en situación de vulnerabilidad, los operativos en el espacio público para ordenar y evitar aglomeraciones, la habilitación del Centro de Atención Temporal en el parque Bicentenario denominado ´Quito Solidario´ con la capacidad de recibir a 370 pacientes; detalló además, la dura tarea de recolección de los cadáveres, “no hemos abandonado a ninguno de quienes perdieron la batalla del covid 19” señaló.

Por otro lado y en torno a las denuncias de supuestas irregularidades en procesos de contratación, añadió que, “Los hechos conocidos en los últimos días hacen que dé la cara, enfrentando las denuncias”.

Explicó que la Secretaria de Salud adquirió 100 mil pruebas PCR, las únicas autorizadas por la Organización Mundial de la Salud, para diagnosticar el covid-19, que tiene un complejo proceso en la toma de la muestra, en los reactivos, la extracción del ARN y en la capacitación del personal sanitario.

“Esta adquisición está siendo investigada por la Fiscalía, la Contraloría General del Estado y nosotros estamos apoyando en este trabajo para que se esclarezca si existe o no tal sobreprecio” enfatizó.

En el caso Epmmop y Epmaps aseguró que “Estas son empresas autónomas y con personería jurídica propia, administradas por un gerente general y un directorio.

En ningún caso voy a eludir mi responsabilidad política, ya que es el alcalde quien recomienda una terna a este directorio, si hay actos reñidos con la ley serán los funcionarios quienes tengan que responder antela justicia y ente la ciudadanía.

No por esto dejaremos de repavimentar, soterrar y adoquinar, seguiremos con la obra corrigiendo y teniendo más seguridades para su transparencia”.

El alcalde rechazó contundentemente todo ataque político e invitó a auditar su patrimonio y el de su familia, que dijo, ha sido ganado con el esfuerzo y el trabajo antes de ser alcalde.

Enfáticamente le digo al pueblo de Quito, que “no seré candidato en los próximos comicios, mi responsabilidad es concluir con el período para el que fui elegido y sacando adelante los problemas que tiene la ciudad”.

Finalmente adelantó que para evitar escenarios de posibles irregularidades en procesos de contratación, se implementará mecanismos de veeduría con organismos acreditados internacionalmente y certificaciones antisoborno.