El alcalde de Quito, Jorge Yunda, adoptó nuevas medidas de bioseguridad que se aplicarán durante el feriado de Semana Santa para evitar mayores contagios de COVID-19, dado el incremento de casos que se han registrado en los últimos días y que el sistema de salud está por colapsar.

Tras reunirse con el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) Metropolitano anunció las medidas que tienen que ver con la restricción de espectáculos públicos y medidas de movilidad.

Las medidas adoptadas son:

  • Continúan suspendidas las actividades económicas para bares, discotecas y centros de diversión nocturna.
  • Se prohíbe la venta y consumo de alcohol en espacios públicos incluidos aquellos que ya cuentan con licencia para ocupación por el periodo del 1 al 4 de abril. El incumplimiento de esta disposición genera una multa de 200 dólares de acuerdo al Código Municipal.
  • Se restringe del 1 al 4 de abril el uso de espacios públicos para romerías, caminatas, Vía Crucis o peregrinaciones con el objetivo de evitar aglomeraciones. Se sugiere vivir la Semana Mayor a través de medios digitales.
  • En movilidad se ratifica el Plan de restricción vehicular “Hoy no Circula”, que regirá hasta el 31 de mayo de 2021, es decir, se mantiene la circulación para vehículos por 4 dígitos al día, pero desde las 06:00 hasta las 22:00. El Plan de movilidad establece la restricción de la siguiente manera:
  • Lunes: placas 0, 1, 2 y 3
  • Martes: placas 2,3 4 y 5
  • Miércoles: 4, 5, 6 y 7
  • Jueves: placas 6, 7, 8 y 9
  • Viernes: placas 0,1, 8 y 9
  • Los sábados, domingos y feriados hay libre circulación.
  • Como una nueva medida de bioseguridad se estableció que de 22:00 a 06:00 no pueda circular ningún vehículo particular, excepto aquellas excepciones establecidas por la Secretaría de Movilidad. La misma rige desde el 31 de marzo hasta el 9 de abril.

Durante la Semana Santa las instituciones municipales, en coordinación y en el marco de sus competencias, realizarán operativos de control para verificar el cumplimiento de las disposiciones de buen uso del espacio público, aforos y medidas de bioseguridad: uso obligatorio de mascarilla, distanciamiento social y desinfección permanente.