Los recientes escándalos relacionados con entidades municipales de Quito estuvieron entre los temas que se analizaron en el gabinete municipal presidido por el alcalde de Quito, Jorge Yunda Machado, al que asistieron gerentes, secretarios y directores.

El encuentro fue convocado para analizar la situación de la capital frente a la pandemia COVID-19, evaluar la reactivación económica y reiniciar las obras y proyectos en beneficio de la ciudad.

En la reunión, que se realizó en la Secretaría de Ambiente, el alcalde dijo que ahora se requiere trabajar en los proyectos que ya se habían iniciado.

Lo prioritario es la parte sanitaria, la salud, lo que se ha venido realizando desde el primer día que se decretó el estado de emergencia.

Jorge Yunda pidió al gabinete que se tomen todas las seguridades necesarias en contratación pública y que los funcionarios tengan la transparencia para «usar bien los sagrados dineros del pueblo de Quito», dijo, acción que será fundamental en este siguiente año.

«Hemos tenido que llorar la partida de otros hermanos ecuatorianos de otras ciudades que han superado los 15 mil o 16 mil muertos, tenemos que seguir luchando en la ciudad porque no llegamos a los 400 muertos. Esperamos seguir frenando esa situación», dijo el alcalde respecto a la pandemia.

La reactivación económica de la ciudad es fundamental, por eso, hay que trabajar con los cuidados sanitarios y de bioseguridad. Hay que activarse para esa recuperación de los empleos y la parte productiva de la urbe. Se van comenzar a ejecutar los proyectos y propuestas para Quito, planteados al inicio de la administración.

Agradeció el trabajo de funcionarios que han estado en primera línea y señaló que la tragedia en Quito hubiera sido otra si no se tomaban las previsiones del caso en los primeros días de la cuarentena. EL UNIVERSO