Desde que conocimos la existencia de la variante BA.1 ómicron, supimos que era mucho más contagiosa que las anteriores variantes del coronavirus. Ahora, se ha detectado el subtipo ómicron BA.2, con el que se han infectado al menos 400 personas en Reino Unido durante los primeros diez días de enero de 2022.

Ya se ha identificado su presencia en más de cuarenta países. Dinamarca es el más afectado de ellos, con alrededor del 79% de los casos. Le siguen Reino Unido (6%), India (5%), Suecia (2%) y Singapur (2%), aunque hay que resaltar que la detección del subtipo depende de la capacidad de secuenciación de los test PCR de los distintos sistemas de salud.

La vertiginosa expansión del nuevo subtipo indica que podría ser aún más contagiosa que la primera variante ómicron. Las autoridades sanitarias británicas han clasificado el subtipo BA.2 como «variante en observación».