Tras semanas de deliberación y análisis, la Comisión de Mesa del Concejo Metropolitano de Quito aprobó los dos pedidos de remoción que pesan contra el alcalde Jorge Yunda.

“Receptamos todos los documentos que son parte de este expediente , incluyendo los alegatos del alcalde, y encontramos validez en los pedidos. El informe fue aprobado de manera unánime”, explicó el concejal Fernando Morales.

Este agregó que “esta era uncompromiso con la ciudad y no hay motivos para no tomar una postura hecha de manera responsable y minuciosa”.

En el proceso también participaron los ediles Mónica Sandoval, Santiago Guarderas y Analía Ledesma.

Ahora, la Secretaría del Concejo Metropolitano deberá convocar a dos sesiones para que el concejo metropolitano vote a favor o en contra de los pedidos. Se estima que la convoctaroria se llamará para el próximo 2 de junio.

Según la concejala Analía Ledesma, se estima que se hará una jornada en horas de la mañana y otra en la tarde para abordar los dos pedidos, interpuesto por las colectivos Quito Unido y Frente de Profesionales por la Dignidad de Quito. Para evitar la remoción, Yunda deberá contar con el voto en contra de su salida de 14 ediles.

Carolina Moreno, representante del Frente de Profesionales por la Dignidad de Quito indicó su satisfacción con la decisión, pues consideró que en los documentos de descargo, el alcalde no pudo demostrar que no ha incumplido las tres causales del Cootad.

Entre las que están incumplimiento legal y debidamente comprobado de las disposiciones contenidas en este Código, de las ordenanzas, despilfarro, uso indebido o mal manejo de fondos del Gobierno Autónomo Descentralizado e incumplimiento de las disposiciones establecidas en la legislación para garantizar el ejercicio del derecho a la participación ciudadana. EXPRESO