La Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa), a través de su Coordinación Zonal 9, clausuró una farmacia ubicada en la parroquia de Quitumbe, al sur de Quito, por incumplimientos a la normativa sanitaria vigente.

Entre las irregularidades detectadas durante la inspección está la venta de antimicrobianos sin la presentación de la receta médica prescrita por un profesional de la salud, venta de medicamentos a precios superiores a los marcados y también se encontraron productos presuntamente falsificados.

Es por ello que, para precautelar en el cuidado de la salud de la población, se clausuró este establecimiento de manera temporal hasta el inicio de proceso sanitario que determinará la sanción por estos incumplimientos.

Se recuerda a la población que las farmacias son establecimientos sujetos a control de Arcsa donde no se puede brindar consulta médica, aplicar tratamientos, tomar muestras, alterar o modificar la información de las etiquetas de los medicamentos, dispensar medicamentos que requieren receta médica sin que se presente la misma.

Si los propietarios o representantes legales de las farmacias y botiquines no cumplen con estas disposiciones, se procederá conforme a lo establecido en la Ley Orgánica de Salud, sin perjuicio de las sanciones civiles y penales que correspondan.

Si usted conoce de algún establecimiento que esté poniendo en riesgo la salud de la población puede denunciarlo por medio de la aplicación Arcsa Móvil, disponible gratuitamente en Play Store y Apple Store.