La Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa), a través de su Coordinación Zonal 9, clausuró un laboratorio dedicado a la elaboración de productos higiénicos de uso doméstico en la ciudad de Quito.

Durante el control ejecutado en este lugar, donde se fabricaban detergentes, desengrasantes y desinfectantes, se evidenciaron varios incumplimientos a la normativa sanitaria: productos en contacto directo con el piso, elementos no identificados, materia prima sin correcto bodegaje, ausencia de registros de limpieza, falta de procedimientos establecidos, entre otros.

También se constató que el agua empleada para la fabricación de los productos no pasaba por procedimientos adecuados de purificación, y en la fase de envasado había insumos sin etiqueta, por lo que se desconocían su origen o características.

Con todas estas evidencias, la Comisaría Zonal de Arcsa clausuró el establecimiento pues los productos elaborados representaban un potencial riesgo para la salud de la población.

Arcsa recuerda a la ciudadanía que los productos higiénicos de uso doméstico requieren contar con notificación sanitaria obligatoria que puede ser verificada por medio de la aplicación de descarga gratuita Arcsa Móvil.