Este 16 de junio, la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa) clausuró de manera temporal una planta procesadora de lácteos ubicada en el barrio San Francisco de Yurac de la parroquia rural de Píntag de Quito.

Este establecimiento ha sido sancionado debido a que los productos lácteos procesados no cumplieron con los parámetros microbiológicos y bromatológicos de acuerdo a los resultados obtenidos en análisis de laboratorio, poniendo en riesgo la salud de la población.

La clausura temporal es ejecutada en cumplimiento con la resolución dentro del procedimiento sanitario especial que establece el cierre provisional del establecimiento y el pago de una multa de 10 salarios básicos unificados.

Además, con el fin de garantizar una mejora en los procesos de este establecimiento, Arcsa planificará acciones de capacitación y acompañamiento con los responsables.

La ejecución de estas acciones de control contribuye en el cuidado de la salud de la población y garantizan que lleguen a los hogares ecuatorianos solamente alimentos procesados de calidad.

Se recuerda a la ciudadanía que para no poner en riesgo su salud deben consumir únicamente productos que cuenten con Notificación Sanitaria y verificar que no se encuentren caducados. Para reportar incumplimientos, puede hacerlo por medio de la aplicación gratuita Arcsa Movil.