Este lunes 29 de marzo, la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa) ejecutó la clausura de un restaurante ubicado en el centro histórico de Quito por detección de irregularidades higiénicas en sus instalaciones.

Al momento de la inspección, el equipo técnico de Arcsa comprobó que el establecimiento no cumplía las prácticas correctas de higiene en la manipulación de los alimentos, presentaba malas condiciones de almacenamiento de las materias primas, falta de normas de bioseguridad y presencia de plagas.

Además se verificó que el personal esté con una indumentaria adecuada, que el área de preparación de los alimentos cuente con una infraestructura que permita fácil limpieza y desinfección y que las paredes, pisos, techos y ventanas del establecimiento se encuentren limpios y en buen estado de conservación.

Con estas evidencias y al ser un potencial riesgo para la salud de la población, Arcsa procedió a la clausura temporal del establecimiento y la apertura del proceso sanitario correspondiente.

“Los controles ejecutados por Arcsa son realizados sin previo aviso, es por ello que el cumplimiento de la normativa sanitaria debe ser permanente, pues el mal manejo de alimentos puede provocar infecciones o intoxicaciones en sus clientes”, mencionó Mijail Hidalgo, coordinador zonal 9 de Arcsa.

Para evitar incumplimientos por desconocimiento de la normativa sanitaria vigente, Arcsa realiza capacitaciones gratuitas de manera permanente. Puede conocer el cronograma planificado en Quito enviando un correo a atencionciudadana.cz9@controlsanitario.gob.ec

Se informa a la ciudadanía que puede ser parte del control sanitario, reportando irregularidades sanitarias en restaurantes, cafeterías y demás establecimientos de expendio de alimentos mediante la aplicación Arcsa Móvil, disponible gratuitamente en Play Store y Apple Store.