La Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa), a través de su Coordinación Zonal 9, realiza controles en supermercados y tiendas de Quito en donde se comercializan productos alimenticios de alta demanda durante la temporada navideña, con el fin de garantizar que sean seguros para ser consumidos.

En diciembre se incrementa la producción y adquisición de diversos alimentos y bebidas alcohólicas, por lo que la Agencia recomienda a la ciudadanía que antes de comprarlos verifique que cuenten con notificación sanitaria, fechas de consumo vigentes y que el producto se encuentre almacenado de acuerdo a su naturaleza.

Por ejemplo, los pavos, embutidos y pollos deben estar en refrigeración o congelación.

El equipo técnico de Arcsa verifica además las adecuadas condiciones higiénico-sanitarias de las perchas de los supermercados, tiendas y licorerías, así como de sus áreas de bodegaje.

Se controla también que los dulces y galletas que se venden al granel cuenten con la evidencia de que los productos cuentan con notificación sanitaria y que su manipulación es la adecuada.

Así también, dentro de la categoría de alimentos procesados se incluyen las bebidas alcohólicas de fabricación nacional e importada, las cuales están obligadas a contar con la Notificación Sanitaria ecuatoriana; si no cuentan con la misma se estaría poniendo en riesgo la salud de la población.

Se recomienda a los ciudadanos que en caso de evidenciar incumplimientos sanitarios, los reporte por medio de la aplicación de descarga gratuita Arcsa Móvil.