Con el fin de vigilar las condiciones higiénico-sanitarias con que laboran las tiendas de abarrotes de Quito, técnicos de la Coordinación Zonal 9 de la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa) visitaron varios establecimientos de este tipo en las parroquias rurales y urbanas de la capital.

Este control sirvió para verificar que los productos que se comercializan en estos locales sean seguros para su consumo; para ello, el equipo técnico revisó las fechas de caducidad, notificación sanitaria, condiciones de almacenamiento, limpieza del local y presencia de plagas.

Varias tiendas presentaron novedades al encontrarse productos sin notificación sanitaria ecuatoriana, con fechas de consumo caducadas, alimentos en contacto directo con el piso, falta de higiene y cárnicos en mal estado.

En estos casos, Arcsa retiró de percha los productos que no cumplían la normativa, y se brindó recomendaciones a los tenderos para la mejora de las condiciones sanitarias. Además, se planificó una visita de reinspección: en caso de no acoger lo solicitado por la autoridad sanitaria, se procederá con la apertura del proceso para determinar la sanción que corresponda.

Se recomienda a la ciudadanía que verifique que los productos que compra en las tiendas cuenten con notificación sanitaria y no estén vencidos.