Con el fin de contribuir al cuidado de la salud de la ciudadanía de Quito, la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa) ejecuta controles sanitarios en mercados de víveres y plantas procesadoras de lácteos asentados en parroquias rurales de la capital.

Estos operativos se realizan con la participación de varias instituciones, como la Agencia de Control Metropolitano, Intendencia de Policía de Pichincha, Agrocalidad y tenencias políticas de cada parroquia.

Los controles se han cumplido en mercados municipales y plantas de lácteos de Alangasí, Conocoto, Tumbaco, Pifo, Cumbayá, Píntag y Lloa, con el fin de verificar las adecuadas condiciones higiénico-sanitarias de estos establecimientos, la higiene del personal, el correcto almacenamiento de cárnicos y lácteos; además, se verifica que los cárnicos procesados tengan Notificación Sanitaria y se revisa la calidad de la materia prima con la que se elaboran los lácteos, como quesos y yogures.

Durante las inspecciones se han dejado actas en las que se brindan recomendaciones para optimizar los procesos ejecutados, así como oportunidades de mejora que serán verificadas en una próxima visita.

Las acciones de control conjuntas multiplican los resultados en beneficio de la comunidad, pues en una visita se puede verificar el cumplimiento de la normativa sanitaria en todas las instancias como evidencia de eficiencia institucional.