La Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa) ejecutó controles en centros naturistas de Quito a fin de verificar el cumplimiento de la normativa sanitaria y evitar el expendio de productos irregulares.

En los controles, los técnicos de Arcsa verificaron que los establecimientos comercialicen únicamente productos naturales de uso medicinal que cuenten con Registro Sanitario ecuatoriano; se verificó también que no se exponga publicidad con contenido engañoso que induzca a la ciudadanía al consumo innecesario de dichos productos.

Además se controló el adecuado almacenamiento y correctas condiciones higiénico-sanitarias del establecimiento y del personal, y se socializó con los propietarios de los locales sobre los peligros del consumo de dióxido de cloro o clorito de sodio (CDS-MMS) para que no lo comercialicen.

Igualmente se compartió la utilidad del aplicativo celular gratuito Arcsa Móvil para verificar la autenticidad de la información registrada en la etiqueta de los productos naturales y la opción de denunciar irregularidades en caso de identificarlas.