La Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa), por medio de su Coordinación Zonal 9, visitó varios cementerios de Quito para verificar el cumplimiento de las adecuadas condiciones sanitarias.

Durante las visitas de control se verifica que las condiciones higiénicas sean las adecuadas; por ejemplo, que los baños estén limpios y cuenten con todos los implementos para la correcta sanitización de las manos; que existan basureros dispuestos en todo el lugar y que el manejo de desechos sea realizado de la manera apropiada.

En Quito existen más de 40 cementerios, por lo que dentro de la planificación de Arcsa se programan visitas permanentes para verificar el cumplimiento de la normativa sanitaria vigente y que cuenten con toda la documentación que evidencie el idóneo manejo de las áreas de cremación e inhumación, además de contar con un plan de emergencia y control de plagas.

De igual forma, el equipo técnico responsable de los controles brinda oportunidades de mejora que constan en el acta de inspección, para que puedan ser aplicados en los procesos ejecutados por los cementerios.

Se recuerda a los ciudadanos que pueden ser parte del control sanitario, reportando irregularidades en este tipo de establecimientos mediante la aplicación Arcsa Móvil, disponible gratuitamente en Play Store y Apple Store.