Con el fin de verificar el cumplimiento de la normativa sanitaria, la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria, Arcsa realizó en Quito controles en establecimientos responsables de la distribución de dispositivos médicos.

Desde que se declaró la emergencia sanitaria por la presencia de Covid-19 se han realizado varias recomendaciones por parte de las entidades sanitarias del Ecuador y del mundo para cuidar la salud de la población y frenar los contagios.

Entre esas recomendaciones se encuentra el uso de mascarillas lo que ha generado el incremento en la demanda de este tipo de productos.

Gabriela Defaz Directora Coordinadora de ARCSA Zona 9

Las mascarillas son catalogadas por el Arcsa como dispositivos médicos al igual que las pruebas para detectar Covid-19 o la ropa de protección quirúrgica, necesitando contar con un Registro Sanitario para ser comercializados y su venta solamente está permitida en establecimientos autorizados para ello.

Los establecimientos autorizados están categorizados como distribuidores o comercializadores de dispositivos médicos y deberán tener un permiso de funcionamiento.

«Con el cumplimiento de esta normativa se garantiza que las mascarillas y dispositivos médicos en general cuenten con un adecuado almacenamiento avalando las propiedades declaradas en el Registro Sanitario» enfatizó Arcsa a través del comunicado de prensa.

Si un ciudadano compra estos insumos en las redes sociales o en el comercio informal pone en riesgo su salud, pues desconoce las condiciones en las que estuvo almacenado el producto, este riesgo aumenta si el dispositivo comprado no cuenta con Registro Sanitario.

Arcsa recomendó a la ciudadanía:

  1. Comprar los dispositivos médicos (mascarillas, ropa de protección, pruebas para Covid-19 en lugares autorizados para ello.
  2. Evitar la compra de estos insumos en redes sociales o en la calle.
  3. Verificar que cuenten con Registro Sanitario ecuatoriano constatando esta información en la aplicación gratuita celular Arcsa Móvil.
  4. Si conoce de la venta de dispositivos médicos que incumplen la normativa sanitaria y constituyen un riesgo para la salud, puede denunciarlo por medio del Arcsa Móvil para las acciones de control que corresponden.

La Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria anunció que continuará ejecutando controles y operativos de manera permanente en todo el Ecuador para verificar que se cumplan las disposiciones.