La Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa) realizó un operativo de control junto a la Intendencia de Pichincha y Policía Nacional, en nueve establecimientos que comercializan bebidas alcohólicas en Quito.

El equipo técnico de la Coordinación Zonal 9 desplegado en toda la ciudad verificó que los licores comercializados cumplan la normativa sanitaria vigente, estén almacenados de manera higiénica y que el establecimiento cuente con el permiso de funcionamiento de Arcsa.

Por medio de la aplicación Arcsa Móvil, los técnicos verificaron la validez de las notificaciones sanitarias registradas en la etiqueta de los licores, y brindaron recomendaciones a los propietarios de los establecimientos relacionadas con las buenas prácticas de higiene y adecuada manipulación de los productos.

El coordinador zonal 9 (e), Ing. Mijail Hidalgo, quien estuvo en el operativo, mencionó que “estos controles ejecutados por Arcsa tienen el objetivo de cuidar la salud de la población, evitando que en las festividades de fin de año se ponga en riesgo a la ciudadanía con la comercialización de licor adulterado o falsificado”.

Se recomienda a la ciudadanía que al momento de comprar licores solamente se lo haga en establecimientos autorizados para ello, debiéndose también verificar que todas las bebidas alcohólicas cuenten con Notificación Sanitaria ecuatoriana.

Con estas acciones, Arcsa contribuye en el cuidado de la salud de los habitantes del Ecuador.