La Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa) recibió los resultados de una consultoría efectuada a sus procesos por el Centro para la Innovación en Ciencias Regulatorias (CIRS) de Inglaterra y el Departamento de Comercio Internacional del Gobierno Británico.

El documento, denominado Optimizar el panorama de la vía acelerada en la Arcsa: Un enfoque en los medicamentos biológicos, las vacunas y los productos medicinales de terapia avanzada (ATMP)”, incluye los análisis que realizó el CIRS sobre la regulación de estos productos en Ecuador y emite sugerencias para implementar su autorización rápida.

La directora ejecutiva de Arcsa, Ana Karina Ramírez, y la encargada de Negocios de la Embajada Británica en Quito, Gemma Sykes, se reunieron para dialogar sobre esta consultoría, cuyo objetivo es marcar una hoja de ruta para agilizar el proceso de ingreso de medicamentos biológicos al país considerando los estándares internacionales existentes, como por ejemplo, de las vacunas contra el COVID-19. El informe además brinda un análisis detallado del proceso actual e identifica oportunidades para alinearlo con las mejores prácticas internacionales.

El documento hace referencia a varios de los retos que enfrentan los entes reguladores a nivel global; sin embargo, indica que “el ente regulador del siglo XXI debe enfrentar estos desafíos para garantizar que sus poblaciones reciban los enfoques de tratamiento más innovadores, seguros, eficaces y de mejor calidad, en especial, cuando todavía existe una necesidad médica insatisfecha”. Durante la reunión se anunciaron nuevos fondos de cooperación bilateral no reembolsables que permitirán la capacitación del personal de Arcsa.

Durante su intervención, la encargada de Negocios de la Embajada Británica en Quito indicó que «estos proyectos reúnen la experiencia del Reino Unido como las experiencias de otros países de Latinoamérica y el Caribe para proporcionar herramientas y recomendaciones para Arcsa.  Esto ayudará a garantizar el acceso seguro y oportuno a los últimos productos e innovaciones médicas para todos los ecuatorianos».

«Como Agencia de Vigilancia, nos hemos comprometido a fomentar estas alianzas estratégicas para fortalecer la relación entre nuestros países e implementar una ‘política de reliance’, que se traduzca en confianza y validez a los estudios realizados por nuestros pares en la región y el mundo», manifestó la directora ejecutiva de Arcsa