La Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa), a través de su Coordinación Zonal 9, socializa con los dependientes de las farmacias de Quito la campaña “La Receta Se Respeta”, que tiene el fin de concienciar sobre la importancia de dispensar los medicamentos que requieren receta médica solamente con la presentación de la misma y no recomendar otro tipo de sustancia diferente a la prescrita por el profesional de la salud.

Esta acción tiene el fin de promover el uso racional de los medicamentos, controlar su consumo evitando la automedicación y evitar cambios de sustancias activas que podrían poner en riesgo la salud de la población.

Con esta campaña se recuerda que la Ley Orgánica de Salud menciona en su Art. 174 que: “Se prohíbe a los expendedores de farmacias recomendar la utilización de medicamentos que requieran receta médica o cambiar la sustancia activa prescrita, sin la autorización escrita del prescriptor”.

Entre los medicamentos que requieren la presentación de la receta médica se encuentran los antibióticos, antigripales y antiinflamatorios no esteroideos (AINEs), y los medicamentos que contienen sustancias catalogadas sujetas a fiscalización.

En los controles realizados en territorio, el técnico de Arcsa socializa este importante mensaje y coloca una impresión sobre este tema que queda expuesta a la vista de los compradores. Además en las capacitaciones virtuales gratuitas también se comparte esta información haciendo un llamado a su cumplimiento.

Se invita a la ciudadanía a reportar irregularidades en esta disposición a través de la aplicación Arcsa Móvil, disponible gratuitamente en Play Store y Apple Store.