La Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa) y la Agencia de Regulación y Control Fito y Zoosanitario (Agrocalidad) ejecutaron la clausura de una planta procesadora de lácteos en Quito por incumplir con las normas higiénico-sanitarias adecuadas para el procesamiento de alimentos.

Con el fin de cuidar la salud de la población y garantizar que lleguen a sus hogares productos de calidad, se efectuó esta acción en el establecimiento ubicado en Lloa, al sur occidente de la capital.

Además, el establecimiento también fue clausurado por Agrocalidad debido a que no contaba con el registro correspondiente en la industria láctea y los productos no contaban con tinturado del suero, incumpliendo la normativa en cuanto a Buenas Prácticas de Manufactura (BPM).

Según el Coordinador Zonal 9 de Arcsa, Mijail Hidalgo, “la ejecución de acciones conjuntas oportunas evitan poner en riesgo la salud de la población y garantizan que lleguen a los hogares quiteños solamente alimentos procesados de calidad”.

Se recuerda a la ciudadanía que puede presentar su denuncia por medio de la aplicación celular de descarga gratuita Arcsa Móvil, en caso de observar irregularidades en alimentos procesados o establecimientos que expenden alimentos.

Para evitar incumplimientos por desconocimiento de la norma vigente, Arcsa realiza capacitaciones gratuitas de manera permanente. Puede conocer el cronograma planificado en Quito enviando un correo a atencionciudadana.cz9@controlsanitario.gob.ec