La sesión se realizó en el Salón de la Provincia y fue presidida por la prefecta Paola Pabón y el viceprefecto Alexandro Tonello.

El evento contó con la asistencia aproximadamente 400 personas, entre ellas presidentes de juntas parroquiales, concejales, representantes de actores de la sociedad civil, organizaciones sociales del ámbito provincial y representantes barriales.

El viceprefecto Alexandro Tonello, en su intervención, destacó la importancia de esta primera asamblea, como construcción de la democracia desde lo local.

“La pobreza jamás es el sustento de la democracia”, afirmó la autoridad y destacó que el principal eje de trabajo de la actual administración es la productividad, enfocada en apoyo productivo, economía popular y solidaria, riego y turismo.

“La gestión productiva no se puede escribir desde un escritorio, se la debe trabajar con la gente. Tienen que empatar los sueños con las políticas públicas, debemos construirla escuchando las diferentes posturas, pero sobre todo generando consensos”, puntualizó.

Por su parte la prefecta de Pichincha, Paola Pabón, manifestó su aspiración de inaugurar el próximo año una nueva ordenanza del poder popular generada desde las bases, evitando el clientelismo y que permita cuestionar a las autoridades y alcanzar el nuevo modelo de gestión.

La máxima autoridad también anunció que en su administración se concluirá con la ampliación de la vía Alóag – Unión del Toachi y se mantendrán los proyectos estratégicos Canal de Riego Cayamble – Pedro Moncayo, cajas comunales y legalización de tierras.

Con un informe de planificación se presentaron las prioridades de inversión del Gobierno de Pichincha para el Plan de Gobierno 2019 -2023, presupuesto que bordea los $ 134 millones. En él destacan cuatro objetivos principales:

  1. Iniciar los proyectos del Plan de Gobierno 2019-2023.
  2. Sostener los proyectos de vital importancia.
  3. Concluir proyectos heredados de la administración anterior.
  4. Solucionar los problemas de la gestión saliente.
Los rubros planteados se enfocarán alrededor de los siguientes ejes:
  • Vialidad e infraestructura
  • Derechos e igualdad
  • Instituciones adscritas
  • Económico/ Productivo y Empleo
  • Buen Gobierno
  • Manejo Ambiental

En el marco de la asignación presupuestaria, la prefecta Paola Pabón señaló que se ha encontrado una sub-ejecución vergonzosa y que algunos Gobiernos Parroquiales no han ejecutado los proyectos para los que se destinaron rubros, por lo cual en esta administración se vigilará la destinación de los fondos económicos para que estos lleguen a la comunidad.

Destacó también la fuerte inversión social que se efectuará en beneficio de la niñez, erradicación de la violencia y salud.

“Queremos volvernos destino turístico por obligación”, afirmó la máxima autoridad provincial, con el objetivo de generar empleo a través de este sector.

Además, destacó que se cumplirá con el proyecto de los 53 pueblos vivos de Pichincha en coordinación con las parroquias.

La asignación presupuestaria se puso a consideración de los representantes de la comunidad. En este sentido el asambleísta Mario Constante propuso la creación de proyectos sociales y económicos para los jubilados.

Mientras, Cecilia Chamorro, representante de los barrios altos de El Condado, felicitó la gestión de legalización de tierras que tiene planificado efectuar la actual administración.

Por decisión unánime se procedió a aprobar la asignación presupuestaria de prioridades de inversión del 2019 y se firmó el acta resolutiva.

La Asamblea de Poder de Pichincha se reunirá por lo menos 2 veces al año.