Desde la tarde de este miércoles 27 de noviembre, el Pleno de la Asamblea debate la proforma presupuestaria para el próximo año.

Un texto que reconoce un déficit fiscal de más de 3,300 millones de dólares.

Hasta las 20:00, los legisladores continuaban discutiendo el presupuesto que fue enviado por el Ministerio de Finanzas el 31 de octubre.

Esta cartera de Estado fijó la proforma en 35,499 millones de dólares.

Asambleístas como Esteban Albornoz, de Alianza País (oficialismo), cuestionan que se haya incluido como ingreso permanente los rubros de las concesiones de varios activos del Estado.

En tanto, Lenín Plaza, de la misma bancada, expresó su desacuerdo con la reducción del gasto en educación superior, principalmente de las universidades públicas.

Según el documento, en 2020 se necesitarán más de seis mil millones de dólares de endeudamiento externo.

De esa cantidad, cerca de 9,000 millones serán destinados para el gasto en sueldos de funcionarios.

Se prevé que el documento sea devuelto al Ejecutivo con 17 observaciones.

El Gobierno tiene la potestad de acoger las observaciones o enviar la proforma del 2020 por el Ministerio de la Ley.