Cinco carismáticas jóvenes engalanaron la noche del 28 de julio, una velada en la que el barrio “El Triunfo”, se llevó la corona.

“Noche de alegría y fiesta, de compartir el inició de una gran celebración, los 124 de años de ser una parroquia civil, desde el 1° de agosto de 1984. Hoy Atahualpa, antes Habaspamba”, fueron las palabras de William Castelo, presidente del GAD de Atahualpa, al iniciar el evento.

El jurado calificador estuvo conformado por la Ing. Elizabeth Espín, funcionaria del gobierno provincial; Ing. Fausto Terán, miembro de la Secretaria de Tierras; Lic. Alex Pilallaza, vicepresidente del GAD de Zambiza; Ing.  Galo Ortiz, director de Desarrollo Comunitario del Gobierno Provincial y el Sr. Oscar Bano en representación del Gerente de Fundación Vista para Todos, Lic. Diego Benítez.

Cinco candidatas, embajadoras del turismo y cultura de Atahualpa demostraron su creatividad en el escenario, al elaborar sus trajes demostrativos de la noche con material reciclado; así también, su enérgica virtud en la danza y baile.

Entre los aspectos evaluados estuvieron elegancia, seguridad y conexión con el auditorio, dominio escénico y “desempeño intelectual”, valorado a través de su exposición sobre: la violencia de género, protección a la niñez y conservación del medio ambiente.

El talento atahualpense se hizo presente, con el grupo de danza “Sisay Nacaric” y la potente voz de la pequeña, Natali Flores.

[metaslider id=»6534″]

“La reina de Atahualpa, no solo se trata de belleza; sino también que somos capaces y portadoras de una gran capacidad intelectual, que nos lleva a lograr cada una de las metas planteadas, dirigidas por el esmero y dedicación”, señaló Génesis López, reina saliente.

La tensión empezaba a dominar el ambiente de frente al veredicto final, que nombró como Srta. Turismo a Mishel Andrade integrante del ballet folclórico de la parroquia; Srta. Cultura a Estefany Pinto del colegio “Prócer Antonio Aguirre”; Srta. Simpatía a Melany Antamba de ASOTURIN; Srta. Confraternidad a Micaela Cueva del barrio “El Astillero” y finalmente, reina de Atahualpa, a María Fernanda Herrera del barrio “El Triunfo”.

Durante su intervención, María Fernanda se refirió al cambio de actitud para la acción, actos pequeños día a día, esto hará más que un discurso o mensaje y dependerá de la formación en los hogares. /G. Pagalo