Con la finalidad de atender a ciudadanos que presentan síntomas de COVID-19, para reducir el riesgo de contagio, el Municipio del Distrito Metropolitano de Quito ha distribuido brigadas de triaje en varios puntos de la ciudad.

Uno de ellos, se encuentra ubicado en el Coliseo de la parroquia de Calderón, que atiende a pacientes con sintomatología respiratoria, síntomas relacionados con COVID-19, a quienes hayan tenido contacto con pacientes positivos o que tengan alguna sospecha de haber contraído el virus.

Una vez que el paciente acude al lugar, es valorado por el médico de turno, quien determinará si debe aplicarse la prueba PCR (hisopado), misma que se realiza en el laboratorio ubicado en los exteriores del coliseo y cuyo resultado es entregado en un plazo de 3 a 5 días laborables.

En el lugar, también se atiende a pacientes derivados de otras unidades de salud, quienes acuden directamente para realizarse la prueba, a fin de verificar o descartar el diagnóstico.

Los profesionales de la salud, aplican medidas de bioseguridad como distanciamiento social, atendiendo con un aforo reducido para evitar aglomeraciones innecesarias; y, solicitan a la ciudadanía que acude hasta el coliseo, portar una mascarilla de manera obligatoria.

Atención en parroquias

Así mismo, esta mañana pudimos verificar, la presencia de una brigada móvil en el coliseo parroquial de Guayllabamba, que atiende a personas con sintomatología de COVID-19.

Desde lunes se atiende en la parroquia de Llano Chico en el salón de usos múltiples y en la casa comunal de Llano Grande, en el horario de 09h00 am a 14h00 pm. Este sábado 29 de agosto la unidad de triaje se encontrará en el colegio de la parroquia de Calacalí. /G. Vivanco