El Municipio de Quito brinda la atención médica en brigadas móviles y fijas (puntos de triaje) que incluye la toma de muestras para diagnóstico molecular de COVID-19, la calculadora de riegos de contagio del virus, controles de aforo, por lo cual la corresponsabilidad entre autoridad y comunidad es fundamental para que los quiteños tomen precauciones.

Durante esta semana el personal de la Secretaría Metropolitana de Salud, continúa su trabajo para poder llegar al mayor número de la población, las brigadas móviles recorren los barrios en el norte, centro y sur de la capital para hacer reconocimiento de personas con síntomas y proceder a la toma de muestras para diagnóstico molecular de COVID-19.

Las brigadas médicas realizaron la toma de muestras para detección de COVID-19 en:

La Dolorosa, Chilibulo, La Ecuatoriana, La Magdalena, Santa Ana, Jesús del Gran Poder, Barrio Nuevo, Lucha de los Pobres, Terminal Quitumbe, San Roque, Ejido, San José de Morán, Rancho San Antonio, La Armenia, Conocoto.

El procedimiento se llevó a cabo con estrictas medidas de seguridad.

Los triajes que están ubicados en varios puntos del Distrito Metropolitano de Quito atienden a personas que presentan síntomas respiratorios, de esta forma en 48 horas se hace entrega del resultado y se toma las medidas adecuadas para poder aislar a casos positivos y así evitar la propagación del virus.

Por parte del Municipio de Quito se han planteado metas para poder aumentar el número de tomas de muestras diarias.

Durante la semana anterior se hicieron un total de 3 948 pruebas tanto en parroquias urbanas como rurales, esta estrategia permitirá crear cercos epidemiológicos para impedir que existan nuevos casos. NOTICIAS QUITO