El Consejo de Administración Legislativa CAL, reinstaló la sesión 029 dirigida por el vicepresidente de la Comisión, Virgilio Saquicela, y dio paso a la conformación de la comisión Ad Hoc que analizará el trabajo de la Presidenta de la Asamblea, Guadalupe Llori.

Con 4 votos a favor, una abstención y dos ausencias, se calificó la acusación que ahora debe ser debatida en el Pleno del Legislativo.

Después de 4 horas, los cinco miembros del CAL se pusieron de acuerdo sobre la resolución a favor del juzgamiento de Llori.

Yeseña Guamaní, asambleísta de Izquierda Democráticase abstuvo, señalando que el proceso tiene errores. Ella consultó con el jefe de la bancada, con quien decidieron no apoyar la denuncia. Su coidearia, Johanna Moreira, en cambio, votó a favor de la evaluación de Llori.

El error al que se refiere Guamaní es que, el denunciante, Esteban Torres Cobo, firmó como “Torres Torres”.

Santiago Salazar, coordinador jurídico de la Asamblea Nacional dijo que si calificaban esa acusación contra Llori, presentada por  Esteban Torres Cobo podrían incurrir en sanciones administrativas y hasta penales, según lo estipulado en el artículo 328 del Código Orgánico Integral Penal (COIP).

El legislador Darwin Pereira dijo que no tienen miedo y que “esas medidas judiciales” son solo para amedrentar a los miembros del CAL. Se refirió así a las medidas cautelares solicitadas por Llori y a la denuncia penal que la Presidenta de la Asamblea interpuso contra Ronny Aleaga y su propio partidario Darwin Pereira.

El Pleno tiene cinco días para dar trámite a la denuncia.

Las otras dos acusaciones no pudieron ser conocidas por el Consejo, debido a que se plantearon en contra de los mismos miembros del CAL. Todos se excusaron de tratar la causa.

FUENTE: LA HORA ECUADOR