En la casa comunal del barrio, “San Juan de Calderón” se llevó a cabo la asamblea de priorización de obras, del Gobierno Provincial de Pichincha y el GAD Parroquial de Calderón, la tarde del 13 de julio.

En cumplimiento del Art 238 del Código Orgánico de Organización Territorial, Autonomías y Descentralización (Cootad), “las prioridades del gasto se establecerán desde las unidades básicas y serán recogidas por la asamblea máxima instancia de participación”.

De esta forma, el poder regresa a los mandantes, únicos conocedores de sus necesidades, en el marco de la entrega de presupuestos participativos y el trabajo integrado entre Gustavo Baroja, prefecto de Pichincha y la presidenta del GAD Calderón, Isabel Bejarano.

Considerando que hasta el 31 de julio, la Dirección financiera del Gobierno Provincial, deberá entregar la planificación presupuestaria para el próximo año y hasta el 15 de agosto, los proyectos que se ejecutarán; a fin, de que en enero 2019 se inicien las obras, así lo indica Marco Flores, coordinador territorial.

La convocatoria fue masiva, para el registro de las fichas de priorización de gasto del Gobierno Parroquial; en función, de las diferentes comisiones, tales como: obra pública, medio ambiente, deportes y espacios públicos, cultura, economía popular y solidaria.

Mientras que, los criterios considerados por el Gobierno de Pichincha, recaen en: derechos a grupos de atención prioritaria; planificación territorial; modalidad de ejecución, entre otros.

Isabel Bejarano, advierte que el proceso de depuración para la entrega de obras a los barrios, dependerá de los acuerdos internos; así como, de la documentación legal para realizar el proceso.  Se establecerá la modalidad de cogestión para el cumplimiento de los proyectos.

Se agregó al orden del día, la elección del Consejo de Planificación y Participación Ciudadana, quienes serán veedores de la inversión a realizarse y fueron elegidos por elección ciudadana durante la asamblea. /G. Pagalo