Marcela Costales, Viceprefecta de Pichincha, junto al GAD Parroquial Calderón y a los vecinos del barrio Nuevo Ecuador sembraron 300 árboles, la mañana del domingo 26 de marzo.

Desde muy temprano y a pesar del frío, vecinos de Nuevo Ecuador, se concentraron en las afueras de la casa comunal para efectuar la minga. Con picos, palas y machetes, llegaron todos, para sembrar en las veredas y los espacios verdes.

Marcela Costales, remarco en el gran trabajo que viene realizando Isabel Bejarano, presidenta del GAD Parroquial; Martha Tenepaguay quien preside la comisión de medio ambiente y Freddy Mafla, Vocal del mismo. Enfatizando que hay que sembrar por amor, porque solo así se tendrá magníficos resultados.

Durante su intervención, hizo alusión a una de las frases que utilizaba su esposo Nelson Serrano, nombre que hoy lleva la campaña de reforestación que viene impulsando el Gobierno de la provincia de Pichincha desde la viceprefectura. “Siembra un árbol. Cuando lo hagas, te vas a contactar con la eternidad porque los días pasarán y el árbol quedará como un testimonio de tu vida” citó la viceprefecta.

En el barrio, cada árbol que se siembre tendrá un nombre, el de quien lo plantó, para que se convierta en la prolongación de la vida de quien lo plantó.

Isabel Bejarano, mencionó; que están ubicando espacios en la parroquia, para ser intervenidos, dentro de su proyecto de remediación ambiental «Construyendo la huella verde de Calderón» y agradeció a la Dra. Costales quien se acopló al gobierno parroquial y sus necesidades.

Durante la siembra de los arboles, la viceprefecta puso nombres a dos de los arboles, ya que fueron plantados con los vecinos, el uno se llamó José y el otro Carmen.

Doña Sara Lavanda, señaló que Desde hace tres meses se convocó a la minga y para plantar los árboles. Está satisfecha porque señaló que hay una mejora muy importante en su barrio y esta gustosa de cumplir con esta labor. /J. Burga