Las calles Milton Jácome y De Los Ceibos en San José de Morán, en la parroquia de Calderón. norte de Quito, fueron pavimentadas en un total de 600 metros de longitud.

Este miércoles 24 de marzo, el alcalde de Quito, Jorge Yunda, entregó estas dos calles, en las que se colocó material de fresado y asfalto en frío. La inversión, dijo el Municipio de Quito, supera los 114 mil dólares.

La intervención en las vías reduce los tiempos de movilidad, especialmente entre la Mitad del Mundo y Carapungo. Algunos de los barrios beneficiados son San José Alto, Sierra Hermosa, San José de Morán, Las Brisas, Nuevo Ecuador, Carapungo, entre otros.

Al entregar la obra, Yunda destacó que a pesar de la pandemia se ha trabajado intensamente en beneficio de los barrios que durante décadas han sido desatendidos: «Donde antes había tierra, lodazales y polvareda, hemos hecho obras que mejoran la calidad de vida de los vecinos».

Asimismo remarcó: «No vamos a quedarnos ahí, hay el compromiso de seguir interviniendo cinco vías más y seguiremos trabajando por toda la ciudad, pero dándole prioridad a los barrios más olvidados, porque es un acto de justicia; ustedes como comunidad sigan organizándose, hagamos juntos las obras y sean corresponsables con su cuidado».

Rafael Carrasco, gerente general de la Empresa Pública Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas (Epmmop), destacó el trabajo integral que se hizo en estas dos calles. La Milton Jácome tiene 300 metros de longitud y se intervino desde la calle Cacha XV hasta De Los Fundadores. Cuando la vía se seque, dijo el funcionario, se realizará la señalización.

También se pavimentó la calle De Los Ceibos que tiene 300 metros de longitud desde la calle S/N Paralela De Los Geranios hasta la Principal.

En este sitio, además, la Empresa Pública Metropolitana de Agua Potable y Saneamiento (Epmaps) ejecutó trabajos en las tuberías, zanjas y rejillas.

Mauricio Díaz, habitante de la calle Milton Jácome expresó su satisfacción: «Llegué al barrio cuando apenas tenía 13 años, mis hijos van a disfrutar de un barrio más digno donde vivir. Antes esto era puro monte, pero nos hemos modernizando. Esperamos más de 40 años para que esto sea una realidad«, afirmó.