Con relación al repudiable caso de las dos menores de edad ecuatorianas abandonadas por traficantes de personas en la frontera de los EEUU, la Cancillería informó que, a través del Consulado de Ecuador en Houston, se mantiene en contacto permanente con las autoridades migratorias estadounidenses.

A fin de constatar que las dos niñas se encuentran atendidas y cuidadas, así como para conocer los procedimientos que las autoridades adoptarán en este caso.

Como resultado de esas gestiones, se conoce que las niñas serán pronto asignadas a la División de Menores No Acompañadas/Oficina de Reasentamiento de Refugiados de los Estados Unidos para iniciar el proceso de reagrupación familiar.

Lo cual puede tardar alrededor de seis semanas hasta que los patrocinadores (padres o familiares) presenten la documentación requerida.

Mientras se concreta el proceso de reagrupación, las niñas permanecerán en un albergue junto a otros menores de edad, en donde tendrán cubiertas todas sus necesidades y podrán comunicarse diariamente con sus padres.

La Cancillería informó, además, que el Consulado de Ecuador en Houston mantuvo un diálogo con las menores y constató que gozan de buena salud, y que contactaron con sus padres, quienes actualmente viven en la ciudad de New York.

El Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana manifiesta su compromiso de permanecer pendiente del desarrollo del caso, pero a la vez, trabaja con la reserva y confidencialidad necesarias para resguardar los derechos de los migrantes ecuatorianos y de manera especial de los niños, niñas y adolescentes.

Cancillería reitera su condena y rechaza estas actitudes de desprecio a la vida humana por parte de quienes delinquen traficando ilícitamente con los migrantes y exhorta a las familias y padres evitar exponerse o exponer a sus hijos a los peligros que conlleva la migración irregular.