La tradicional vía, que une a la parroquia de Llano Chico con Calderón, se encuentra gravemente afectada, tras el fuerte invierno que azoto la capital de los ecuatorianos.

La calle Carapungo que cruza la comuna de Llano Grande, se encuentra afectada tras el temporal que soportó Quito, las pasadas semanas. Caída de tierra, además de fractura en la vía que une el puente, son parte de los daños de esta importante arteria, que actualmente se encuentra cerrada.

Tras la inspección realizada el día martes 31 de mayo, por la concejal Susana Castañeda, quien preside la comisión de desarrollo parroquial, se pudo constatar que el riesgo es inminente: la vía se está derrumbando, el puente está resquebrajado y los taludes a punto de desmoronarse.

Durante este recorrido, estuvieron también presentes funcionarios de la EPMMOP, el Administrador de la Zona Calderón, y el presidente del GAD Parroquial Llano Chico.

De acuerdo a Luis Pulupa presidente del GAD Llano Chico, y a los moradores de la zona; esta situación se informó a las autoridades municipales. Los últimos desplomes de la vía ocurrieron el martes 29 de mayo a las 15h00 y el miércoles 30  a las 7h30.

En la zona, personal del municipio se encuentra realizando la reposición de las cunetas, entre otros trabajos emergentes.

Luego de una llamada telefónica, funcionarios de la EPMMOP dieron a  conocer que se encuentra listo el estudio topográfico, tras lo cual se realizará el diseño estructural, luego de lo cual se afirmó que se harán las obras necesarias, entre ellas un muro.

Sin embargo, no se conoce a ciencia cierta, cuándo se podrán habilitar la vía para la circulación, debido a que el presupuesto para los trabajos se tendrá que prever en la reforma presupuestaria del 2017.

Otro de las dificultades que llama la atención, es la falta de control de las instituciones municipales en el sector. En las quebradas se observa la descarga de aguas servidas y botaderos de escombros. Situación en la que deberán trabajar autoridades y ciudadanía en conjunto.

Finalmente, el Presidente del GAD de Llano Chico solicitó a las autoridades presentes se coloquen rótulos informativos a la entrada de la vía para advertir a los conductores del peligro.

Además que se realice la socialización del cronograma a seguir para el arreglo de esta importante arteria; en la actualidad el desconocimiento del tema ha ocasionado accidentes y la intranquilidad de los moradores de la zona.

El problema del trasporte

Olga Aguas de 87 años de edad quien acostumbraba salir a Calderón, hoy tiene que recorrer cerca de un kilómetro para poder tomar una unidad de transporte público que le lleve al lugar deseado.

Moradores del sector, han solicitado se facilite trasporte público para la zona afectada, ya que las cerca de 1000 familias, quienes recibían atención de la compañía Kinara Expres, que conectaba las parroquias de Calderón con Llano Chico, actualmente están desatendidas, pues la operadora se ha visto obligada a tomar rutas alternas, desatendiendo así la calle Carapungo, en la que habitan familias de 5 conjuntos habitacionales y varios barrios que cruza esta importante arteria.

En Otros Temas

De acuerdo a lo señalado por el Administrador de la Zona, Henry Valencia, se ha previsto el asfaltado de aproximadamente ochocientos metros de la calle Carapungo, desde el sector conocido como las cuatro esquinas de Llano Grande (calle García Moreno), obra que según indicó incluye bordillos. /Redacción CL