Las autoridades sanitarias en China está atenta a la muerte de una persona por hantavirus, una enfermedad que los humanos pueden contraer de roedores infectados, ya sean de áreas rurales o de un entorno doméstico.

En medio de la pandemia por COVID-19, se reportó la muerte por hantavirus, encendiendo la alerta en el país oriental.

Según se ha reportado, un trabajador que viajaba en autobús de Shantung a Yunnan (el suroeste de China), murió repentinamente este lunes durante el trayecto. De acuerdo al Global Times, las pruebas dieron positivo en Hantavirus y negativo por coronavirus.

La ciudad de Lincang, de donde era originaria la víctima, ha puesto en marcha un control de la enfermedad y una investigación epidemiológica. Previamente no se había informado de ningún caso conocido en esta zona y las autoridades han abierto una investigación.

El medio también indicó que, de igual manera, se activaron todos los protocolos de emergencia en esa región del país asiático, y los otros 32 pasajeros del autobús fueron puestos en observación médica.

El Hantavirus en China

Según informa la OMS, el Hantavirus (VH) es una enfermedad zoonótica, es decir, que se puede transmitir entre animales y seres humanos y está considerada un síndrome pulmonar. En este caso, los portadores son los roedores, sobretodo ratas y ratones.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) señala que al menos 13 países de América tiene áreas endémicas de hantavirus: por año se reportan alrededor de 300 casos.

Síntomas y transmisión del hantavirus

Los síntomas son fiebre, afectaciones gastrointestinales o dolores musculares y posteriormente dificultad respiratoria e hipotensión.

El hantavirus se puede dar en entornos rurales pero también se han dado casos en ciudades. El contagio se produce con el contacto con el excremento o la orina de los roedores, a través de los ojos, la nariz o la boca. Otra vía es a través de un mordedura de estos animales.

También los mosquitos, las pulgas o las garrapatas pueden transmitirlo a través de una picadura si previamente han sido infectadas.

El período de incubación del hantavirus suele ser de siete días a dos semanas, y los primeros síntomas incluyen agotamiento, vómito y mejillas rojizas. Los humanos pueden contraer esta enfermedad de roedores infectados, ya sean de áreas rurales o de un entorno doméstico.

Se puede contraer y desarrollar hasta 42 días posteriores a la exposición, llegando incluso a los 56. Eso complica la identificación exacta del foco de la infección.

Cura para el hantavirus

La vacuna contra esta enfermedad está disponible en China desde hace 20 años. Incluso, está incorporada en varios programas de salud en las regiones de alto riesgo, concluyó el medio.

Por Caretas.Pe