Son horas muy dulces las que vive Marlon Vera en la UFC. Y es que el ecuatoriano volvió a escena en el octágono de la competición para propinar una nueva humillación a su rival, en este caso ante el estadounidense Dominick Cruz. La noche de este sábado, Chito volvió a ser coreado de manera ensordecedora por todo el público presente en el Pechanga Arena y el peleador mandó un claro mensaje al país entero.

«Ecuador, vamos a ser campeón del mundo, no vamos a parar», dijo Chito, envuelto en un ambiente donde todo era felicidad y algarabía. El manabita derrotó por la vía del nocaut a Cruz, con una de sus armas más letales, la patada. Su oponente se intetó reincorporar, pero fue tal la patada que se volvió a desvanecer inmediatamente.

Para más contenido no te olvides de seguirnos en nuestras redes sociales; Facebook InstagramTik Tok.