Para Marcelo Hallo, representante del colectivo Quito Unido, el proceso “se ha llenado de vicios de nulidad” y ese fue el motivo para retirar formalmente la denuncia. 

El pasado 29 de marzo enviaron un pedido de remoción del alcalde Jorge Yunda, sin embargo, desde esa fecha se inició una disputa entre las partes que debían llevar el proceso.

El alcalde llamó a una sesión extraordinaria para este viernes 9 de abril en la que se tiene previsto conocer el pedido de remoción y presentar la excusa de Yunda para formar parte de la Comisión de Mesa, la cual analizará el pedido y que no podrá formar parte por ser el denunciado.

La convocatoria emitida por el alcalde Jorge Yunda es inválida, de acuerdo con Hallo, pues era el vicealcalde quien tenía esa atribución.

Explicó también que, siguiendo lo que manda la ley, se debió convocar este martes la sesión y no el viernes como se hizo.

Aseguró que en los próximos días se presentará otro pedido de remoción, con más documentos que alimenten las causales y acompañado de una veeduría ciudadana para verificar el cumplimiento del proceso.

Para el concejal Fernando Morales, miembro de la Comisión de Mesa, que analiza los pedidos de remoción para cualquier autoridad del Concejo Metropolitano, nada impide que se presenten más documentos de denuncia. 

Es decir, cuando se ha ingresado un pedido de remoción, no se cierra la posibilidad de que existan más denuncias contra esa autoridad. “Todos deberán ser tratados por la Comisión de Mesa”, añadió.

Por su parte, la concejala Mónica Sandoval, que también conforma dicha comisión, informó que hasta el momento no ha recibido un comunicado suspendiendo la reunión prevista para el viernes 9 de abril al mediodía.

“Entiendo que en virtud de existir un desistimiento de este colectivo que presentó la denuncia, no tendría objeto la reunión, sin embargo, no he recibido todavía ningún correo sobre la cancelación”, expresó la concejala. EL UNIVERSO